Despliega el menú
Huesca

huesca

Levantan en Huesca la vigilancia de una familia que se saltaba la cuarentena y de un poblado chabolista que fue confinado

La Policía Nacional desactivó este lunes el operativo ordenado por el juez para asegurar que la familia cumpliera las instrucciones sanitarias. En Loma Verde, la Policía Local también ha levantado los controles. 

La Policía, esta mañana en la calle Ronda del Isuela de Huesca.
La Policía ha estado vigilando estas semanas la calle Ronda del Isuela de Huesca.
Rafael Gobantes

La Policía Nacional ha levantado la vigilancia permanente de 24 horas que había ordenado un juez desde el pasado 14 de julio sobre una familia de cuatro miembros de Huesca para evitar que se siguiera saltando la cuarentena tras haber dado positivo todos ellos en coronavirus. Patrullas de tres cuerpos policiales (la Unidad Adscrita de la Policía Autonómica, la Policía Nacional y la Policía Local) se han turnado en estas dos semanas a las puertas del edificio de viviendas donde está el domicilio, en la calle Ronda del Isuela del barrio del Perpetuo Socorro. 

La Dirección Provincial de Sanidad solicitó la mediación judicial. En la casa conviven un hombre de 78 años, una mujer de 81 y dos más de 39 y 59. El padre de familia dio positivo, pero se saltaba el confinamiento y cuando ocurría esto las mujeres lo llevaban al hospital San Jorge, lo que obligaba a activar todo el protocolo de seguridad en este centro. Hartos de la situación, los responsables sanitarios pidieron la intervención y un auto del Juzgado número 1º de Huesca del 17 de julio decretó un confinamiento forzoso para evitar que salieran a la calle e incumplieran las instrucciones marcadas por los servicios médicos de su centro de salud. A las 0.00 del lunes, la orden quedó ya sin efecto.

También la Policía Local ha levantado los controles que había establecido en el poblado chabolista de Loma Verde, ubicado a unos 3 km de la capital en dirección a la carretera de Apiés, para garantizar el confinamiento ordenado por las autoridades sanitarias después de registrarse varios contagios entre las 80 personas que residen en este asentamiento en chabolas y casas prefabricadas.

En este caso, sí que respetaban la cuarentena pero aun así, los agentes vigilaban de forma intermitente la zona. Fuentes municipales confirmaron que el viernes se recibieron los resultados de los últimos test de seguimiento, que arrojaron todos resultado negativo.

Etiquetas
Comentarios