Despliega el menú
Huesca

Fraga sigue siendo la zona de salud más afectada fuera de Zaragoza con 137 positivos en una semana

El porcentaje de positivos se ha reducido a un 30%, pero los sanitarios advierten de que se están produciendo hospitalizaciones.

Fraga realiza unas 80 PCR a contactos de los últimos positivos
Fraga realiza unas 80 PCR diarias.
Rafael Gobantes

Hace una semana saltaron las alarmas en Fraga cuando en solo 48 horas se registraron 63 positivos, lo que llevó a la alcaldesa y a las responsables del centro de salud a alertar de la situación para tratar de frenar los contagios. Sin embargo, la tendencia se ha mantenido y en los últimos siete días esta zona básica de salud, con una población atendida de 20.974 personas, ha sumado 137 casos.

En dos jornadas, el 22 y 23 de julio, encabezó la lista de Aragón, con 25 y 28 nuevos contagios, por delante de algunos de los barrios de Zaragoza más problemáticos, con más habitantes. El pasado sábado alcanzó el récord con 35 y el lunes llegó a 32. La buena noticia está en el dato notificado el martes, solo 1 positivo, aunque habrá que esperar para ver si se mantiene.

El número de PCR realizados sigue siendo muy elevado, lo que en parte explica el elevado número de casos detectados. Según la coordinadora de enfermería de Atención Primaria del centro de salud de Fraga, Pilar Albás, cada día, de lunes a viernes, se realizan unos 80, prueba del intenso rastreo llevado a cabo en esta zona, donde el personal se ha reforzado con tres trabajadores sociales. "Estamos abarcando mucha población", comenta.

Un dato que invita al optimismo es el descenso en el porcentaje de positivos. Si hace una semana llegó casi al 50%, ahora se ha reducido en torno a un 30%, "un porcentaje que sigue siendo altísimo", advierte. Por contra, se están produciendo más ingresos hospitalarios. "Antes no teníamos hospitalizaciones y ahora incluso hay algún paciente en la uci", explica la responsable de enfermería.

El perfil de los enfermos continúa cambiando. Al principio se trataba de temporeros subsaharianos asintomáticos, luego pasó a jóvenes autóctonos que se habían contagiado yendo de fiesta o en sus entornos laborales. Ahora muchos de los afectados son inmigrantes búlgaros o rumanos que trabajan en almacenes y que tardan más en notificar los síntomas, pero que como los primeros conviven con muchas personas en la casa.

La situación que sufre Fraga ha llevado a extremar la vigilancia sobre quienes infringen las normas sanitarias. La Policía Local impuso 120 denuncias por no llevar mascarilla entre el 1 y el 20 de julio y la semana pasada sumó otras 201, un dato muy superior, por ejemplo, al de Huesca capital, con 62 sanciones.

Etiquetas
Comentarios