Despliega el menú
Huesca

huesca

La Guardia Civil suma siete rescates más y cierra la semana con 35 auxiliados

Cuatro de los accidentes de este fin de semana se han producido al saltar a pozas de barrancos

La Guardia Civil realizó un complicado rescate con helicóptero para evacuar a un barranquista de Barbastro lesionado en el Miraval.
La Guardia Civil realizó un complicado rescate con helicóptero para evacuar a un barranquista de Barbastro lesionado en el Miraval.
Guardia Civil

Los especialistas de la Guardia Civil han sumado este fin de semana siete nuevas intervenciones por accidentes de montaña en el Pirineo y en la Sierra de Guara y cierran la semana con un total de 22 operaciones y 35 personas auxiliadas. Por suerte, ninguna de ellas revestía especial gravedad

Este sábado llevaron a cabo cuatro intervenciones. La primera, recibir un aviso sobre las 13.20 en el Greim de Benasque, cuando un guía de montaña comunicaba que se encontraba en el Ibón de Salterillo y su cliente, un vecino de Barcelona de 36 años, tenía un fuerte dolor en los pies y no podía continuar su descenso desde el Aneto. Al lugar se dirigieron con el helicóptero, localizando a los dos montañeros, que fueron evacuados hasta la zona de la Besurta donde tenían estacionado su vehículo.

La segunda intervención se llevó a cabo en el río Vero, donde se dirigió Ereim y el helicóptero de Huesca, junto con un sanitario del 061, para socorrer a una barranquista madrileña de 43 años que se había lesionado una pierna al golpearse con una piedra cuando saltaba a una poza. Una vez localizada, accedieron hasta el lugar y tras una primera valoración se le inmovilizó la pierna dañada y la evacuaron al hospital San Jorge de Huesca. 

Sobre las 14.45 llegó un nuevo aviso indicando que tres personas, un joven de 23 años y dos chicas menores de 17 y 18 años, todos vecinos de Huesca, se encontraban en una zona muy escarpada de la cara sur de Peña Telera (Biescas) y no localizaban el camino de regreso. Acudieron el Ereim de Panticosa con el helicóptero de Huesca y tras sobrevolar la zona, encontraron a los enriscados. Mediante un apoyo parcial depositaron a los especialistas y tras comprobar que los montañeros estaban en perfecto estado, los pilotos realizaron otro apoyo parcial para evacuarlos hasta el Ibón de Piedrafita.

La última intervención del día se activó a las 18.15 para rescatar a un vecino de Barbastro que había sufrido una lesión en el tobillo al saltar en una poza cuando realizaba el descenso del barranco de Miraval, en Tella-Sin. Se desplazaron el Greim de Boltaña, la Unidad Aérea de Benasque y el médico de 061 poniendo en marcha una compleja operación. El herido se encontraba en una zona de difícil acceso y muy confinada, por lo que tuvieron que realizar un ciclo de grúa de 45 metros poder descender a los especialistas y al médico. 

Una vez en contacto con el accidentado, el médico valoró las lesiones y le inmovilizó la pierna. Mientras, los socorristas prepararon la evacuación del herido mediante un ciclo de grúa, una maniobra muy complicada ya que el helicóptero tenía que mantener una distancia de seguridad con respecto a las paredes y la vegetación. Finalmente fue trasladado a Boltaña y de allí en ambulancia convencional al hospital de Barbastro.

Un vecino de Barbastro tuvo que ser evacuado en helicóptero tras sufrir una lesión en el tobillo al saltar en una poza.
Un vecino de Barbastro tuvo que ser evacuado en helicóptero tras sufrir una lesión en el tobillo al saltar en una poza.

Y este domingo, la Guardia Civil ha tenido que atender otros tres avisos de emergencia. El primero a las 11.20 para evacuar con el helicóptero a una vecina de Monzón de 52 años que se había lesionado el tobillo al saltar a una poza en el barranco de la Peonera (Bierge), en la zona llamada Fuente de Tamara. El Ereim de Huesca y un sanitario del 061 le inmovilizaron la pierna antes de evacuarla al hospital de Barbastro. 

Minutos más tarde, el Sereim de Jaca ha salido a atender un nuevo aviso en el sendero de Gabardito (Canfranc), donde un vecino de San Sebastián de 79 años que había sufrido una pérdida momentánea de conciencia. Al llegar estaba ya recuperado de una posible bajada de tensión, pero le acompañaron hasta Canfranc, desplazándose a un centro médico por sus propios medios. 

Y el último rescate de este fin de semana se ha llevado a cabo sobre las 18.45 para auxiliar a una persona lesionada en un tobillo en el barranco Miraval. Hasta allí se desplazaron el Greim de Boltaña con el helicóptero de Benasque y un médico del 061.

Etiquetas
Comentarios