Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

huesca

Luis Felipe estudia endurecer la ordenanza que ya prohíbe el botellón en Huesca

El alcalde de Huesca pide a la DGA "garantías jurídicas" para poder disolver este tipo de concentraciones. En los últimos días se han impuesto más de 30 denuncias por no llevar mascarilla por la calle en la capital. 

Imagen de archivo de restos de botellón en la ciudad de Huesca.
Imagen de archivo de restos de botellón en la ciudad de Huesca.
Javier Navarro/Heraldo

El alcalde de Huesca estudiará endurecer la actual ordenanza de Convivencia Ciudadana que ya prohíbe consumir alcohol en la vía pública con la amenaza de multas económicas de entre 100 y 300 euros. Aun así, también ha recordado que en su día ya solicitó al Gobierno de Aragón la aprobación de una orden que diera "más garantías jurídicas" a los alcaldes para disolver por decreto un botellón "porque no una decisión fácil ya que estamos hablando del derecho a estar en la calle y a transitar". 

El alcalde ha asegurado, además, que de momento no se ha repetido los flagrantes incumplimientos que llevaron a la Dirección Provincial de Sanidad a ordenar el cierre cautelar de dos bares de copas después de las infracciones detectadas por los agentes de la Unidad Adscrita de la Policía Nacional y de la Policía Local y reflejadas en varias actas (camareros y clientes sin mascarilla, sin guardar las distancias de seguridad, grupos en la barra totalmente juntos, nadie controlando el acceso y aforos superados). No obstante, también ha revelado que hay en marcha expedientes de infracción a más establecimientos. 

Luis Felipe ha detallado que en los últimos días se han impuesto más de 30 multas por no usar mascarilla en la ciudad de Huesca y ha advertido de que irán a más si siguen los incumplimientos. "Hasta ahora ha habido mucha labor pedagógica para hacer entender que no es que haya que llevarla para que no me denuncien sino para protegerme y proteger a los demás, pero eso ha concluido y hay una obligatoriedad sancionable", ha recalcado. 

El alcalde también ha valorado "con prudencia" los resultados que han dado hasta ahora el retroceso de la capital a la fase 2 flexibilizada tras el incremento de positivos. "No hay que tener miedo pero sí estar preocupados por la evolución del virus porque Huesca estaba sufriendo una transmisión comunitaria y eso obliga a extremar precauciones porque el seguimiento es más complejo", ha resaltado. 

Por ello, Luis Felipe ha vuelto a hacer un llamamiento a la responsabilidad individual "porque el virus está entre nosotros como demuestran los positivos de PCR y el aumento de ingresos en el hospital San Jorge". Aun así, confía en que todas las medidas puestas en marcha tengan efecto "en las próximas semanas". Y es que no ha querido poner fecha para la vuelta a la normalidad "porque no hay que descartar que se puedan endurecer incluso las medidas". 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión