Despliega el menú
Huesca

Albalate de Cinca levantó en 8 horas un espacio covid para aislar el foco

El Ejército acudirá a la localidad, que el miércoles habilitó en tiempo récord el polideportivo para acoger a 28 temporeros contagiados con el objetivo de aislar el foco.

Los temporeros fueron trasladados desde este almacén.
Los temporeros fueron trasladados desde este almacén.
Rafael Gobantes

Un rápido y eficaz despliegue de medios y efectivos ha permitido que 28 temporeros contagiados por coronavirus, que vivían hacinados en un almacén habilitado precariamente como residencia, puedan estar confinados desde este miércoles en el polideportivo de Albalate de Cinca, convertido en campamento covid-19 en pocas horas.

La Guardia Civil se encarga de la vigilancia del polideportivo, pero previsiblemente la sustituirá una empresa de seguridad privada. Además, mandos del Ejército mantuvieron una reunión sobre el terreno para conocer las necesidades y se espera que los militares acudan y cooperen en este dispositivo, según anunció la delegada del Gobierno, Pilar Alegría, en respuesta a la solicitud hecha por el Ayuntamiento y la Comarca.

Fue el sábado cuando el Juzgado de Fraga ordenó, a instancias de Salud Pública, el aislamiento tras detectar que uno de los 31 trabajadores había dado positivo. Él y otro compañero con síntomas fueron aislados en el vestuario del campo de fútbol, que contaba con 14 camas. El resto permanecieron hasta el miércoles en el citado almacén, espacio que el Ayuntamiento se había propuesto regularizar para garantizar unas condiciones de salubridad a estos trabajadores, inmigrantes subsaharianos.

Tras la realización de test el lunes se confirmaba el brote de Albalate: 28 (inicialmente se habló de 29) de los 31 temporeros que residían en ese almacén dieron positivo, los tres restantes siguen viviendo allí. La Comarca del Cinca Medio y el Ayuntamiento de Albalate conocieron en la noche del lunes los nuevos casos. "Nos los comunicaron a las 23.00 e inmediatamente nos pusimos al servicio del Ayuntamiento", explicó José Ángel Solans, presidente de la Comarca, que estuvo acompañado por la vicepresidenta, María Clusa. "Hemos tenido una reunión y hemos puesto en marcha todo el dispositivo apoyados por las brigadas de la Comarca para llevar camas, mesas … y por los servicios sociales, Protección Civil, Cruz Roja, que ha participado en el traslado, o Cáritas. Hemos comenzado a las 10.00 y a las 18.00 ya estaba todo en marcha. Está todo muy controlado", señalaba.

El traslado de los temporeros al pabellón polideportivo comenzó a las 17.30 y hora y media después los 28 ya se encontraban en el nuevo recinto. El alcalde, Ricardo Chárlez, se personó en el almacén para dialogar con los jóvenes inmigrantes que en un principio querían seguir viviendo allí para poder trabajar en las tareas agrícolas. Al final imperó el sentido común. "Nuestro espacio covid era el campo de fútbol y las piscinas, pero nos ha sobrepasado el número de contagios y hemos tenido que habilitar el polideportivo que era la mejor opción", explicó Chárlez, que agradece las ayudas recibidas: las camas provienen del Ayuntamiento de Sariñena y de Cáritas, y ha habido municipios del entorno que han ofrecido más. "Hoy nos toca aquí y mañana puede ser en otro pueblo, hemos de ser solidarios y solicitamos al Ejército su colaboración porque esta situación nos supera".

El edil destacó el trabajo de Cáritas, "para quitarse el sombrero". "De no ser por los controles que realizan con estos temporeros el contagio se hubiera extendido por todo el pueblo". Según Juan Rico, trabajador social de la entidad benéfica, el viernes ya se dieron cuenta de que alguno tenía la temperatura alta. "El sábado dimos el aviso al centro de salud y al Ayuntamiento. Como todos, hemos puesto un poco de nuestra parte porque el medio rural necesita de ayudas provinciales o autonómicas en momentos como estos".

Etiquetas
Comentarios