Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

coronavirus

El Ejército acudirá a Albalate de Cinca tras confirmarse 29 contagios en un almacén donde conviven temporeros

El Ayuntamiento y la Comarca lanzan un SOS a las instituciones porque "hay que detener cuanto antes los posibles contagios" y temen más casos entre los habitantes de la localidad.

Operativo establecido en Albalate de Cinca para el traslado de los temporeros contagiados del asentamiento ilegal al polideportivo.
Operativo establecido en Albalate de Cinca para el traslado de los temporeros contagiados del asentamiento ilegal al polideportivo.
Rafael Gobantes

El foco detectado el lunes en Albalate de Cinca, con dos temporeros contagiados que ya permanecen aislados en los vestuarios del campo de fútbol, se ha agravado al confirmarse nuevos positivos, una vez realizadas las pruebas de PCR a la treintena de inmigrantes que conviven en un asentamiento ilegal, un antiguo almacén usado desde hace años como albergue. Fuentes municipales han confirmado este miércoles que hay 29 casos, es decir, la práctica totalidad.

Durante la tarde de este miércoles, los temporeros han sido trasladados desde el asentamiento ilegal en el que permanecían al polideportivo habilitado como albergue.

El Ayuntamiento y la Comarca del Cinca Medio han pedido ayuda a las administraciones para controlar el brote de Covid-19 y poder hacer frente a una situación que los desborda dadas sus dimensiones desde el punto de vista sanitario y social. Entre otras gestiones, se han dirigido a la Delegación del Gobierno solicitando la colaboración del Ejército para el montaje de un campamento y realizar labores de vigilancia, según han confirmado las instituciones locales.  

En la reunión que han tenido este miércoles por la mañana la delegada del Gobierno Pilar Alegría, con el alcalde de Zaragoza Jorge Azcón, la vicealcaldesa Sara Fernández, la consejera de Sanidad Sira Ripollés, la consejera de Presidencia Mayte Pérez y el director general de Salud Pública Francisco Falo se ha acordado que el Ejercito de Tierra acudirá este jueves a Albalate de Cinca para estudiar las infraestructuras que alojan a los temporeros y adecuarlas para que ofrezcan garantías y evitar contagios.

“Hemos solicitado la intervención inmediata de administraciones superiores, departamento de Salud del Gobierno de Aragón y Delegación del Gobierno, porque hay que detener cuanto antes los posibles contagios y que las autoridades sanitarias determinen de inmediato las medidas a adoptar para mayor tranquilidad de la población. Para el control de la situación creemos que la ayuda del Ejército sería adecuada”, ha manifestado José Ángel Solans, presidente comarcal, en un comunicado conjunto emitido tras la reunión celebrada en la mañana de este miércoles, en la que han participado el alcalde, Ricardo Chárlez, él mismo, representantes de distintos departamentos del ente supramunicipal, como Protección Civil y Servicios Sociales, Cruz Roja, Cáritas y Guardia Civil, para analizar la situación derivada del brote.

Operativo establecido en Albalate de Cinca para el traslado de los temporeros contagiados del asentamiento ilegal al polideportivo.
Operativo establecido en Albalate de Cinca para el traslado de los temporeros contagiados del asentamiento ilegal al polideportivo.
Rafael Gobantes

En la nota de prensa confirman "casi una treintena de positivos" en las pruebas realizadas "y se espera que podrían ser más los contagios entre habitantes de Albalate de Cinca", por lo que se quiere atajar cuanto antes la cadena de trasmisión. 

El alcalde albalatino ha señalado que la localidad había acondicionado los vestuarios del campo de fútbol para acoger a un máximo de 14 personas, pero ahora mismo esa cifra se ha doblado y hay que buscar alternativas de inmediato. Entre las posibilidades que se barajan está la de solicitar el montaje de algún tipo de instalación de campaña o bien acondicionar el pabellón polideportivo de la localidad para poner en cuarentena a las personas contagiadas. En esta instalación cabrían 15 camas y 15 literas.

Solans ha explicado que “hemos pedido ayuda rápida, incluso de la UME si fuera necesario porque es básico el control de las personas que han dado positivo, que estén aisladas y que la población extreme las medidas sanitarias (mascarilla, distancia social, etcétera) para que la situación no se desborde”.

El pasado martes, antes de conocerse los nuevos positivos, ambas instituciones pidieron ayuda al Gobierno de Aragón para garantizar la seguridad, de forma que los contagiados no puedan romper el confinamiento. En una reunión mantenida por los presidentes comarcales de Aragón con el director general de Administración Local y la consejera de Sanidad, el del Cinca Medio pidió a la administración que contrate vigilancia privada para velar por la cuarentena "día y noche".

Otro de los presidentes comarcales también señaló que habían puesto sobre la mesa la necesidad de buscar alternativas a que sea la Guardia Civil la encargada de vigilar este tipo de infraestructuras, ya que "son escasos los efectivos destinados al medio rural y si descargamos sobre ellos esta nueva responsabilidad, tendrán que desatender las labores que desarrollan en su día a día".

Agentes de la Guardia Civil permanen en las puertas de los vestuarios del campo de fútbol y en las del almacén, un asentamiento ilegal que el Ayuntamiento, con ayuda de Cáritas y de la Comarca intentan dignificar, ya que los inmigrantes duermen en antiguas literas militares y tienen baños sin cisternas. La ONG y Protección Civil les lleva estos días comida y medicinas. El confinamiento de este colectivo fue acordado por un juez de Fraga, a instancias de Sanidad.

"Es difícil mantenerlo vigilado. La Guardia Civil ha actuado bien, se ha hecho cargo de la situación, pero no pueden estar allí permanentemente y no hay Policía Local", señaló el presidente de la Comarca del Cinca Medio, José Ángel Solans, quien por la tarde participó en una videoconferencia con Salud Pública, la Subdelegación del Gobierno y el Ayuntamiento para hablar del dispositivo de seguridad.

Hoy estaba previsto decidir dónde y cómo se aisla a los nuevos positivos, ya que la capacidad de los vestuarios del campo es limitada. También están disponibles otros espacios deportivos, e incluso se pensaba en viviendas modulares.

El Ayuntamiento afrontó ya en el mes de junio el problema del almacén, enquistado desde hace varios años en esta localidad agrícola. Se reconvirtió hace unos 25 años, por una sociedad cooperativa, en albergue para temporeros. La entidad desapareció, pero el local siguió en uso. El nuevo alcalde se comprometió a tomar una solución en cuanto llegara  al Ayuntamiento.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión