Huesca
Suscríbete por 1€

huesca

Tímido regreso del turismo francés a los barrancos de la Sierra de Guara

Los empresarios de la zona reconocen que se está reactivando la actividad "muy poco a poco" pero esperan "salvar el verano".

Una familia realizando un descenso de un barranco de Guara.
Una familia francesa realizando el descenso del barranco de Formiga.
Asociación de Guías Sierra de Guara

Los empresarios turísticos de la Sierra de Guara tenían todas las miradas puestas en la reapertura de fronteras para empezar a reactivar la actividad ya que el 60% de sus clientes proceden de Francia. Del 40% restante, la gran mayoría llegan de Cataluña, Madrid y País Vasco. Y dos semanas después, los turistas galos han empezado a regresar a los barrancos aunque de momento lo hacen "tímidamente". Aun así, son optimistas y esperan llegar a "salvar el verano".

Así lo reconoce Eduardo Recio, secretario de la Asociación de Guías Sierra de Guara (AGSG). "La actividad está volviendo muy poco a poco, pero se empieza a notar movimiento de reservas y de llamadas", afirma.

Los empresarios coinciden en que, por ahora, los turistas franceses están llegando "más relajados" que los españoles con las medidas de seguridad y de hecho en ocasiones les tienen que avisar de la obligación de usar la mascarilla en espacios cerrados.

Recio reconoce que de momento no hay un gran desembarco de visitantes del país vecino en los barrancos, aunque sí están empezado a recibir grupos, especialmente de jóvenes "que parece que son los primeros que se han lanzado a venir de turismo". Por ahora, las familias con niños, otro de los perfiles mayoritarios, llegan más con cuentagotas. Ello está haciendo también que el empleo se esté recuperando muy levemente también "porque muchos guías no trabajan muchas jornadas seguidas, como ocurría otro veranos, sino a días sueltos".

Con todo, desde la asociación animan a disfrutar de los cañones de Guara "porque hoy por hoy tiene un caudal perfecto y permiten pasarlo muy bien", recalca Eduardo Recio, quien aprovecha para reclamar las «prometidas» ayudas a fondo perdido del Gobierno de Aragón destinadas a empresas y guías para sufragar gastos de seguros, gestorías.... "En nuestro caso no nos sirve demasiado que den partidas para renovar equipos informáticos".

Alberto Altemir, gerente del camping Río Veo de Alquézar, ha empezado a recibir clientes franceses "y estamos ateniendo también cada vez más llamadas, que es lo importante", subraya. Por ello, se muestra optimista y confía en llegar a recuperar este verano "cierta normalidad".

Como en el resto de empresas turísticas de la Sierra de Guara, estaba esperando el desembarco de los visitantes del país galo ya que en su caso suponen el 70% de los clientes que contabiliza durante el año. De ahí que retrasara la reapertura del camping hasta el fin de semana que se volvió a abrir la frontera. Tal es el peso francés que uno de los requisitos que pide a su personal es que conozcan el idioma. "Siempre hemos tenido mucha tradición de turismo francés y poco a poco se vuelve a dejar notar", se felicita.

Sin embargo, el aterrizaje del turismo francés no ha llegado por ahora a todos los puntos y negocios de la Sierra de Guara. Iñaki de Ayerbe, propietario de la casa rural Guara Natura y de una empresa de turismo activo en Bierge, no ha recibido hasta ahora ningún visitante francés con el perjuicio económico que conlleva ya que suponen el 80% de sus clientes habituales. Lo califica de "desastre" y para revertirlo pide más esfuerzo a las administraciones para trasladar una imagen de turismo seguro "porque los extranjeros también se informan de la situación antes de viajar".  

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión