Despliega el menú
Huesca

Ana Alós: "Me voy con un sabor agridulce tras 14 años como concejala en Huesca"

La exalcaldesa del PP, a la que su partido obliga a renunciar para centrarse en el Senado, reconoce que la investidura fallida de 2019 fue "el día más amargo" de su carrera política. 

Ana Alós, acompañada en su despedida por miembros de su partido.
Ana Alós, acompañada en su despedida por miembros de su partido.
Heraldo

El Partido Popular se queda sin la concejala que ha sido su referente en el Ayuntamiento de Huesca durante 14 años. Ana Alós ha anunciado este lunes que deja el puesto en la corporación municipal para centrarse en su trabajo como miembro de la dirección del PP en el Senado. 

El partido la ha obligado a renunciar por una cuestión reglamentaria, ya que el puesto de concejal es incompatible con el que ocupa en el grupo parlamentario. A primera hora de la mañana se lo ha comunicado al alcalde, Luis Felipe, y a las 11.30 ha ofrecido una rueda de prensa para despedirse, acompañada por el presidente provincial del PP, José Antonio Lagüéns, y quienes fueron portavoces después de ella, Gerardo Oliván y Gema Allué. Ha dicho (con la voz quebrada por la emoción en algún momento) que su intención era seguir desarrollando su trabajo en el Ayuntamiento, en la comisión de Urbanismo, en un año "complicado", sobre todo en los últimos meses. 

Pero ha tenido que poner fin a su etapa municipal después de 14 años en la corporación (entró en 2003 pero tuvo un paréntesis para ser diputada). "Es un día triste", ha reconocido. Se va "con un sabor agridulce" justo en la fecha de la reapertura del cuartel Sancho Ramírez, que cerró siendo ella alcaldesa. Ha sido, asegura, "una coincidencia". 

El "día más amargo" de su etapa política municipal fue el 15 de junio de 2019, con la frustrada investidura merced a un voto en blanco que dio por sorpresa la alcaldía a Luis Felipe y echó por tierra el posible acuerdo entre PP, Ciudadanos y Vox. "Fue un momento de frustración y de mucha pena. Me costó tomar la decisión de ser candidata en las municipales (de 2019) porque había dejado la vida municipal (en 2016), y no me había planteado regresar, pero volví con toda la ilusión y toda la fuerza. Y en el momento en el que se podía pactar, sumar y gobernar, lo que no había sido posible en 2015 aún ganado las elecciones, fue muy duro encontrarnos con esa situación", ha declarado. Posteriormente se ha visto, ha añadido, que el gobierno socialista cuenta fundamentalmente con Ciudadanos para gobernar.   

Ese fue el principio del fin de su vida política en el Ayuntamiento. No obstante, su intención era acabar el mandato, aunque el partido le ha obligado de tomar otra decisión por una cuestión de incompatibilidad.

Por contra, "lo mejor" de estos 14 años, según Alós, fue la transformación urbanística de la ciudad bajo su mandato, con la peatonalización del centro. "No fue fácil, hubo muchas resistencias, como en otras ciudades, pero cambió el modelo de ciudad".

Alós lleva en el Ayuntamiento desde 2003 y ha sido candidata a la Alcaldía en tres ocasiones. Presidió la corporación en el mandato 2011-2015 y aunque en 2015 ganó las elecciones, un acuerdo del PSOE con los grupos de izquierda dieron la Alcaldía a Luis Felipe. En las municipales de 2019 repitió como candidata. Su regreso parecía seguro, gracias a un acuerdo con Ciudadanos y Vox, pero se frustó para sorpresa de todos. Este hecho y las duras negociaciones que lo precedieron, en las que se enfrentó a su partido al negarse a barajar la opción de dejar la alcaldía en manos de Ciudadanos, con solo tres concejales, hicieron mella en su carrera política. 

Alós, que había sido diputada en el Congreso, no encabezó esta lista en las últimas elecciones generales, en favor de Mario Garcés, sino la del Senado. Ya había delegado la portavocía del grupo municipal, pasando a ocupar un segundo plano como miembro de la comisión de Urbanismo, y centrándose sobre todo en su tarea de parlamentaria en Madrid.

La carrera política de esta oscense licenciada en Económicas comenzó en 2003. En 2008, cuando el cabeza de lista, Roberto Bermúdez de Castro, dejó el Ayuntamiento, asumió la portavocía del grupo. En 2016 renunció como concejala y como diputada provincial para centrarse en el Parlamento, cumpliendo así la petición de la entonces presidenta del PP-Aragón, Luisa Fernanda Rudi , de que los políticos del partido con varios cargos opten por uno y dejen el resto. Pero en 2019 volvió a encabezar la lista municipal del PP. 

 

Etiquetas
Comentarios