Despliega el menú
Huesca

La talla de Ribera recuperada hace 6 meses por el Museo de Barbastro podría volver al anticuario

El Obispado debe retornarla después de que el juzgado archivara la denuncia penal por su desaparición.

Acto de recepción de una talla recuperada perteneciente a la Diócesis de Barbastro-Monzón y al que ha acudido el consejero Felipe Faci.
Acto de recepción de la talla recuperada perteneciente a la Diócesis de Barbastro-Monzón.
DGA

La talla románica del siglo XIV desaparecida de la ermita de Ribera (Montanuy) y recuperada por la Guardia Civil hace medio año para entregarla al Obispado de Barbastro-Monzón, tendrá que volver al anticuario del que salió. El Juzgado número 1 de Barbastro ha archivado la causa penal por su desaparición, por lo que según la Ley de Enjuiciamiento Criminal debe ser retornada a quien la poseía antes de iniciarse las diligencias. Para intentar evitar ‘in extremis’ la pérdida de la valiosa pieza, la Diócesis y el Gobierno de Aragón solicitarán al juez el mantenimiento del depósito mientras inician una acción civil.

La obra representa a Santa Ana con la virgen niña, está realizada en madera policromada y pertenecía a la parroquia ribagorzana de Ribera. En 2017 se denunció su desaparición después de que el Museo Diocesano fuera a inventariar los bienes y no la encontrara en la ermita de Ribera, en la comarca de la Ribagorza. El responsable de la custodia había fallecido en el año 2004 y sus descendientes desconocían el paradero de la talla románica, por lo que se interpuso una denuncia en el cuartel de Barbastro.

La pieza había ido a parar a un anticuario de Arén, también en la Ribagorza, donde finalmente la localizó la Guardia Civil, pero el hombre había muerto, en el año 2015, y estaba en posesión de sus herederos. Con una orden del Juzgado nº 1 de Barbastro se gestionó su recuperación.

En diciembre del año pasado se dio la noticia de su hallazgo y se depositó en el Museo Diocesano, en un acto con presencia de autoridades. Asistieron el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Felipe Faci; el obispo de Barbastro-Monzón, Ángel Pérez, y el entonces coronel jefe de la Comandancia de Huesca, Francisco Javier Vélez.

La DGA se persona en la causa

Ahora, el juez ha decretado el archivo del procedimiento penal, en el que no compareció el Obispado. "La causa penal tenía que ir contra una persona y el anticuario había muerto", explicó el abogado de la Diócesis, Joaquín Guerrero. No ocultó que el sobreseimiento supone que "se debe devolver a quien se le decomisó". El letrado está estudiando las acciones a seguir a partir de ahora, en las que cuenta con el apoyo legal del Gobierno de Aragón.

Los servicios jurídicos del departamento de Cultura se han personado para tratar de frenar la devolución solicitando al juez el mantenimiento del depósito, entretanto se aclara la propiedad en la vía civil y para evitar daños a la talla, una pieza muy delicada y en mal estado de conservación. En sus alegaciones se mencionan otros precedentes similares con obras del monasterio de Sijena.

Al mismo tiempo, la Dirección General de Patrimonio Cultural ha iniciado los trámites para su catalogación y protección como Bien de Interés Cultural, lo que implicaría limitaciones al poseedor, como que en caso de venderla, la DGA tendría el derecho de retracto.

El abogado Joaquín Guerrero, que también representa a la diócesis en la causa por los 111 bienes retenidos en el Museo de Lérida, tiene esperanzas en que las acciones actuales permitan mantener el depósito en el Diocesano de Barbastro-Monzón, donde está custodiada la talla románica.

Otros casos similares

Este caso tiene similitudes con otros de obras de arte del monasterio de Sijena, precedentes alegados ante el juez de Barbastro. Uno se refiere al códice de Doña Blanca. El Ayuntamiento de Villanueva de Sijena recurrió a la vía civil, después de que un juzgado de Huesca archivara la investigación penal, para recuperar el manuscrito del siglo XIV que desapareció durante la Guerra Civil. 

Una editorial de Pamplona se lo ofreció al Archivo Provincial de Huesca y acabó intervenido por la Policía Nacional en febrero de 2019. El Ayuntamiento había alegado ventas encadenadas para disimular la procedencia, pero el juzgado concluyó que se identificó a los sucesivos compradores y descartó un delito. El códice, de momento, sigue en el Archivo a la espera de la resolución del proceso iniciado.

El segundo caso se refiere a la tabla ‘La presentación de Jesús en el templo’, del retablo mayor de Sijena, interceptada cuando iba a ser subastada por 85.000 €. Aragón recuperó la propiedad, después de que la familia que tenía la obra en su poder se retiró de la causa civil abierta tras el archivo de la vía penal.

Etiquetas
Comentarios