Despliega el menú
Huesca

La Guardia Civil realiza 6 rescates en cuatro horas, casi todos en barrancos

Tres barranquistas zaragozanos se quedaron enriscados en el Vero por el fuerte caudal y hubo que sacarlos rápidamente cuando ya estaba anocheciendo.

El helicoptero de la Guardia Civil en Benasque /22.7.19 / Foto Rafael Gobantes [[[FOTOGRAFOS]]]
Helicóptero de rescates de la Guardia Civil con base en Benasque
Rafael Gobantes

La llegada del verano y la plena movilidad se han notado en los rescates realizados por la Guardia Civil de Montaña este fin de semana, con un total de siete operaciones de salvamento, dos más que el anterior sábado y el domingo anteriores, cuando los aficionados ya empezaron a practicar actividades al aire libre de forma masiva.

Entre las 16.00 y las 20.00 de este sábado, atendieron seis intervenciones, la mayoría en barrancos. En el del Vero, el Greim socorrió a tres deportistas que no se atrevían a continuar el descenso debido al caudal, quedando enriscados en la parte alta del cañón. Los pilotos del helicóptero con base en Huesca y los especialistas en montaña tuvieron que realizar la evacuación rápidamente dado que estaba a punto de anochecer, lo que dificultaría el rescate. Se trata de tres vecinos de Zaragoza, dos hombre y una mujer de 38 años, que fueron traslados ilesos hasta el aparcamiento.

El mismo día, el helicóptero sacó a una barranquista que se lesionó la rodilla en el Mascún para evacuarla al hospital San Jorge. Y en el barranco Gorgas Negras también sufrió una lesión en el tobillo un barcelonés de 44 años que hubo de ser trasladado al mismo centro médico. El último, un murciano de 33 años, se golpeó con una piedra en Las Gloces, en Fanlo, y no podía continuar. Hubo que llevarlo hasta Boltaña por vía aérea y de allí al centro de salud.

Además, en el Portillón Superior (Benasque), un francés de 32 años solicitó ayuda tras haber caído por un nevero. Sufría fuertes dolores en su pierna derecha que le impedían continua, una posible rotura fibrilar. Y en el pico La Moleta (Canfranc), un vecino de Bilbao de 53 años se lesionó un tobilló al tropezar en el descenso.

A estos salvamentos se ha sumado este domingo otro de un senderista madrileño de 55 años lesionado en tórax, brazos y espalda tras deslizarse por una pendiente helada. Pudo llegar hasta el refugio de Estós, desde donde se dio el aviso. El médico valoró las heridas y se lo llevaron por vía aérea a la helisuperficie de Benasque para desde allí trasladarlo en ambulancia convencional al Hospital de Barbastro.

Con la llegada del buen tiempo se multiplican los accidentes y la actividad de los grupos de rescate. Esta semana se presentó la campaña estival y el teniente jefe de los Greim, Santiago Gómez, ya advirtió de que uno de los riesgos es el fuerte caudal de los barrancos. Además, todavía hay bastante nieve en altura. Ha sido el primer fin de semana en que está operativo el segundo helicóptero de rescate, con base en Benasque, que refuerza al de Huesca. 

Etiquetas
Comentarios