Despliega el menú
Huesca

huesca

La Guardia Civil refuerza los controles en Aragón para evitar viajes desde regiones vecinas

Este viernes por la tarde ya se ha intensificado el tráfico hacia el Pirineo, que espera a muchos visitantes zaragozanos, especialmente de segundas residencias.

Circulación intensa este viernes a la altura de Hostal de Ipiés.
Circulación intensa este viernes a la altura de Hostal de Ipiés.
Pablo Segura

La circulación entre las tres provincias aragonesas está permitida desde el lunes pero no será hasta este fin de semana cuando el Pirineo reciba el primer aluvión de visitantes de Zaragoza desde el inicio de la desescalada, especialmente de segundas residencias. Este viernes por la tarde ya se ha intensificado el tráfico. El tiempo parece que acompañará con máximas de 20 grados aunque el predominio de cielos nubosos podría dejar algo de lluvia.

Para garantizar que las restricciones de movilidad entre comunidades autónomas se sigan manteniendo, la Guardia Civil reforzará los controles en las zonas limítrofes de Aragón con Navarra, Cataluña y Comunidad Valenciana.

En previsión de este aumento de visitantes, por ejemplo, el Ayuntamiento de Jaca ha instalado unos nuevos carteles informativos por toda la ciudad para indicar cómo debe ser la circulación peatonal en cada plaza y cada calle para guardar la distancia de seguridad con las terrazas de los establecimientos hosteleros. Como norma general, se debe circular siempre por la derecha, sin entrar en la parte interior de la zona marcada en el suelo con color naranja, que separa el velador del resto del espacio público.

Muchas localidades del Pirineo ya han empezado a ver esta semana cómo se han ido ocupando las segundas residencias. Es el caso de Villanúa, donde hay un elevado porcentaje de viviendas de visitantes de Zaragoza, aunque más del País Vasco y Navarra. "Cada día hay un poco más de gente", apunta el alcalde, Luis Terrén, quien se muestra no obstante tranquilo ya que están detectando que estos visitantes "están saliendo al monte, a pasear y a hacer excursiones, por lo que en el pueblo no se prevén concentraciones". Aun así, apela a la responsabilidad y a mantener el distanciamiento social.

En otras zonas como el valle de Benasque creen que el "impacto" de esta libre circulación de turistas aragoneses será menor. Aunque la llegada de este primer fin de semana de la fase 3 ha propiciando la reapertura de establecimientos de restauración, pequeños hoteles, casas rurales y cámpines, buenas parte de los hoteles de mayor capacidad de la comarca permanecen cerrados. La gerente de la asociación turística, Eva Bizarro, no espera una avalancha de visitantes sino más bien una llegada gradual de turistas. Además, en su caso, los zaragozanos están por detrás de catalanes, madrileños y valencianos en su ranquin por lo que no esperan empezar a recuperar la "normalidad" hasta finales de mes.

Consejos para alta montaña

Entre los destinos preferidos estará la alta montaña y aunque los refugios de la FAM no reabrirán hasta el 22, han lanzado recomendaciones. Así, desde Cap de Llauset aconsejan elegir actividades "más modestas" ya que "seguramente no estemos en nuestro mejor momento físicamente". También destacan que aunque estén cerrados, en casi todos los refugios hay un guarda de emergencia. Y advierten de que entre 2.400 y 2.800 m la nieve puede formar "puentes débiles que se rompan a nuestro paso", y que en altura hay espesores importantes sobre una capa de hielo, "peligroso a la hora de progresar". 

Etiquetas
Comentarios