Despliega el menú
Huesca

Ganaderos de Hecho y Seira sufren el segundo ataque de osos en 10 días

Los incidentes se atribuyen a dos hembras, Claverina y Sarousse, asentadas en las comarcas de la Jacetania y Ribagorza. 

Última foto de Sarousse
Una foto de Sarousse captada por las cámaras del Gobierno de Aragón
Gobierno de Aragón

El Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente ha confirmado dos ataques de oso ocurridos durante el fin de semana en los municipios de Seira y Hecho, que hace 10 días ya se vieron sorprendidos por la incursión de los plantígrados. Los incidentes se atribuyen a dos hembras, Sarousse y Claverina, y el balance es de  una oveja y una cabra muertas.

El primer suceso se produjo la noche del viernes al sábado en la zona del Cervín, cerca de la localidad de Abi (Seira), con el resultado de una oveja muerta. En las inmediaciones se han encontrado huellas y excrementos de oso, por lo que todo apunta a que esta ha sido la cauda del fallecimiento de la res. La zona es frecuentada por Sarousse, a la que en principio se atribuiría el ataque.

El segundo se produjo la noche del domingo al lunes en Siresa, donde se ha encontrado una cabra muerta. En este caso se han localizado huellas que corresponden con Claverina, la osa liberada en el año 2018 en Francia. 

Curiosamente, hace 10 días se produjeron sendos ataques a ganado en las mismas localidades. Claverina reapareció en el valle de Hecho, donde se investigaba si pudo tener que ver con la desaparición de tres cabras propiedad de un ganadero que posee una explotación en Siresa. Y otro denunció la muerte de una oveja en Abi, cuya autoría fue confirmada por la patrulla del oso horas después. 

Estos ataques se producen pocos días después de conocerse que el Gobierno de Aragón ha mostrado su queja al comisario europeo de Agricultura y Desarrollo Rural, Janusz Wojciechowski, por los reparos que ha puesto la UE a la aplicación de las ayudas que otorga la Comunidad Autónoma para compensar económicamente a los ganaderos, que suman ya un millón de euros entre las dos convocatorias de 2018 y 2019. 

Las pegas de Bruselas se refieren a que Aragón no solo compensa por los ataques sino que también concede ayuda preventivas dirigidas a los propietarios de explotaciones en zonas con presencia de estos animales para que tomen las oportunas medidas, como la colocación de pastores eléctricos o la compra de mastines.

Etiquetas
Comentarios