Despliega el menú
Huesca

sucesos en Huesca

Oleada de robos en Huesca durante la madrugada de este lunes

La Policía Nacional investiga los asaltos cometidos en una peluquería de caballeros, el parquin San Antonio y un bar de la calle Cabestany. 

Un cristalero coloca una nueva luna en la puerta de la peluquería donde han robado.
Un cristalero coloca una nueva luna en la puerta de la peluquería donde han robado.
Rafael Gobantes

Los ladrones han actuado en la madrugada de este lunes en Huesca y han asaltado una peluquería de caballeros, el aparcamiento subterráneo de la plaza San Antonio y un bar de la calle Cabestany, en diferentes zonas de la ciudad. La Policía Nacional está investigando si todos ellos corresponden a un mismo autor o autores. El objetivo de los tres robos era el dinero.  

Para acceder a la peluquería de caballeros Miguel Ceñal, en el número 7 de la calle General Lasheras, han roto el cristal de la puerta de entrada y han forzado la cerradura. Ya en el interior, han revuelto y causado desperfecto en el mobiliario. Se han llevado el dinero que el dueño tenía en la caja para facilitar los cambios a la hora de cobrar a los clientes, unos 50 euros. 

El peluquero, Miguel Ceñal, se ha enterado de lo ocurrido en la mañana de este lunes. Un operario del servicio de limpieza que es vecino suyo le ha alertado de lo sucedido. En la acera, delante de la puerta del establecimiento estaban los restos del cristal roto. Además, los ladrones han manipulado la cerradura. A esto hay que añadir los desperfectos causados en el mobiliario. "Todavía no hemos calculado cuántos nos va a costar reponerlo todo, pero será un pico, y más ahora que estamos empezando a arrancar todos", apunta el propietario.

La peluquería, tras las semanas de cierre por las circunstancias sanitarias, había reabierto hace una semana. "Estábamos a tope, pero ahora, con lo que ha pasado, estamos anulando las citas que teníamos", indica Ceñal. La Policía ya ha revisado el escenario del robo. "Según parece, quien o quienes lo haya cometido no deben ser muy profesionales", ha comentado el dueño.   

Las cámaras de seguridad del Aparcamiento San Antonio detectaron un intruso a las cinco de la madrugada y se activó la alarma de aviso con la empresa de seguridad contratada. De forma inmediata, el individuo salió del parquin. Afortunadamente, en ese turno, no había personal en el interior de la sala de control.

Según informan desde la empresa que gestiona esta instalación, no se han producido daños en vehículos allí estacionados, ya que el autor o autores del robo no pasaron de la  zona de control, situada cerca de las rampas de entrada y salida. 

El único desperfecto ha sido el llevado a cabo en este habitáculo para poder acceder al dinero, que ha sido lo único que sustrajeron. La recaudación es diaria, por lo cual no ha sido mucha la cantidad robada. Las mismas fuentes señalan que se han puesto a disposición de la Policía todos los vídeos de las cámaras de seguridad y todos los registros para facilitar la resolución del incidente.

Etiquetas
Comentarios