Despliega el menú
Huesca

Hoya de Huesca

Bolea suspende la Feria de la Cereza por la crisis del coronavirus

El certamen, que cumpliría su XXI edición y que estaba programado para el 14 de junio, reúne cada año a cerca de 10.000 visitantes. La bolsa de trabajo para la recolección se ha cerrado con casi 600 peticiones. 

..feria de la cereza bolea..PABLO SEGURA PARDINA - 16 - 6 - 19 [[[FOTOGRAFOS]]] [[[HA ARCHIVO]]]
Uno de los puestos de la Feria de la Cereza de Bolea del año pasado.
Pablo Segura

El Ayuntamiento de La Sotonera, al que pertenece la localidad de Bolea, ha decidido suspender la celebración de la Feria de la Cereza, prevista para el 14 de junio en esta población. Las medidas impuestas para frenar la expansión del coronavirus aún en las fases de desescalada impiden su desarrollo, según indica alcaldesa, Isabel Bailo (PP). "No se permite y, en el caso de que se pudiera, sería peligroso", añade al tiempo que indica que en el pueblo no se ha registrado ningún caso de covid-19.  

La Feria de la Cereza de Bolea, que este año alcanzaría la XXI edición, convoca a cerca de  9.000  visitantes que, a lo largo de la jornada, acuden a los puestos para comprar el producto casi recién cogido. En el certamen de 2019 se vendieron alrededor de 8.000 kilos de esta fruta.

Según explica Bailo, la feria se instala en dos calles y una plaza y así no se puede controlar que se mantengan dos metros de distancia entre las personas. "Además, tendría que participar solo el 50% de los puestos y no se puede decir a unos que sí y a otros que no", añade la alcaldesa. 

Este día se había convertido en un auténtico revulsivo económico y social para Bolea y sus alrededores, ya que muchas de las familias que se desplazan hasta aquí pasan la jornada visitando la localidad y poblaciones de la zona. "Para este año habíamos preparado actividades relacionadas con este certamen todos los fines de semana de junio y tampoco se pueden hacer", apunta Isabel Bailo. "El año que viene celebraremos la feria con todas las actividades que estaban programadas para este, y con otras", apostilla. 

Casi 600 peticiones de trabajo

La recogida de las variedades de cereza más tempranas comenzará dentro de unos días.  La crisis sanitaria también ha impedido que para esta tarea se pudieran contratar a cuadrillas extranjeras. Se  activó una bolsa de trabajo para asegurar la mano de obra con personas de la zona. La respuesta ha desbordado las previsiones con casi 600 solicitudes y la lista ya se ha cerrado. "De Bolea hay 18 o 20 solicitudes y casi 100 de los pueblos de los alrededores", explica Isabel Bailo. 

Pero las peticiones han llegado también desde la capital de Huesca y otras localidades de la provincia y de la Comunidad Autónoma. La alcaldesa de Bolea no ha podido contener la emoción al comentar que "ha habido adolescentes de 16 años que nos han llamado para ver si podían trabajar en la campaña de la cereza y así ayudar a su familia". "Esto da una idea de la situación tan dramática en la que estamos", ha añadido. 

La cosecha de este año se espera de gran calidad y su salida en el mercado está asegurada. El máximo competidor de la cereza de Bolea es el producto del Valle del Jerte, en Cáceres, cuya cosecha se se verá mermada en un millón de kilos por el granizo y las heladas registradas den la zona.       

Etiquetas
Comentarios