Despliega el menú
Huesca

Huesca

La construcción propone jornada continua en las obras de Huesca por el coronavirus

La Federación de Asociaciones de la Construcción (FAC) recuerda que esta no es una de las actividades prohibidas por el Real Decreto del Estado de Alarma. 

Las obras continúan en el paseo Ramón y Cajal de Huesca.
Las obras continúan en el paseo Ramón y Cajal de Huesca.
Rafael Gobantes

La Federación de Asociaciones de la Construcción (FAC) de Huesca apuesta por mantener las obras en curso en unas "condiciones óptimas de salud para todos sus trabajadores", ya que la construcción no es una de las actividades prohibidas dentro del Real Decreto del estado de alarma. En la capital oscense, de hecho, continúan los trabajos de reurbanización del Coso Bajo y de paseo Ramón y Cajal, que solo se paralizarán si su desarrollo conlleva el corte de agua prolongado para los vecinos de la zona, según indicó el alcalde, Luis Felipe

Las empresas integradas en la FAC están trasladando a los empleados los consejos  para paliar la expansión del coronavirus como son el  establecimiento de turnos de entrada y salidas de los centros de trabajo, mantener la  distancia mínima, la higiene continua de las manos, evitar tocarse la nariz y los ojos, usar guantes... "En definitiva, se trata de seguir unas medidas de seguridad "reforzadas" ante esta situación desconocida hasta el momento", apunta la entidad en un comunicado.

También se está recomendando a las empresas del sector de la construcción y afines que sus trabajadores se acojan a jornadas continuas durante el periodo del estado de alarma. El objetivo es limitar los desplazamientos, paliar los servicios de comida y pasar más tiempo confinados en casa. "Aún así, hay obras en las que resulta muy difícil mantener las medidas de seguridad y prevención del Covid-19", señalan desde la FAC. Además, indican que hay "grandes dificultades para conseguir los equipos de protección individual, especialmente las mascarillas". Por ello, se pide que se faciliten los equipos de protección individual a todas las empresas que mantengan la actividad para "cumplir así con todas las medidas de protección y seguridad". 

"Las empresas de construcción están ahora en una especie de limbo", explica la gerente de la FAC, Manuela Pastor, ya que no es una actividad prohibida, pero el Gobierno tampoco ha dado directrices para actuar en las diferentes casuísticas que pueden plantearse durante este estado de alarma. A su vez, se está pidiendo  que se concedan a la construcción los ERTE de fuerza mayor en los casos que sea imposible poder seguir trabajando.

La FAC está pidiendo a las empresas que sigan comunicando las incidencias y dificultades que surjan en el desarrollo de la actividad, con el fin de poder trasladarlo a la Asociación Nacional, interlocutor con el Gobierno de España, para que pueda transmitirle las necesidades y propuestas adecuadas para el sector en nuestro territorio.

La Federación ha decidido "aportar su grano de arena en esta causa social urgente y necesaria para nuestra provincia y sociedad en general" y ha contribuido a la compra del material y realización de pantallas de rostro protectoras para su distribución entre el personal sanitario con que lleva a cabo la empresa Tecmolde.

Etiquetas
Comentarios