Despliega el menú
Huesca

Cierra la residencia de Sariñena con internos y trabajadores en cuarentena tras dos muertes

El alcalde, Juan Escalzo, ha denunciado que una de las fallecidas fue trasladada al hospital San Jorge de Huesca y después enviada de nuevo a la capital monegrina.

Una trabajadora de la residencia traslada un contenedor de basura tras el cierre.
Una trabajadora de la residencia traslada un contenedor de basura tras el cierre.
Rafael Gobantes

El Ayuntamiento de Sariñena decidió este miércoles cerrar por completo la residencia municipal de la capital monegrina y ponerla en cuarentena, confinando a internos y trabajadoras, después de que dos de sus usuarios hayan fallecido por coronavirus y, además, los diez test practicados el pasado miércoles hayan arrojado un resultado positivo. La drástica medida se toma con el fin de contener la epidemia y salvaguarda a la población.

De las 45 personas en plantilla, 20 trabajadoras permanecerán confinadas junto a los 47 residentes que siguen en el centro, donde había 63. Todos están aislados de forma individualizada desde que se conocieran los primeros contagios. Las alarmas saltaron el pasado domingo. Por la mañana, se dio a conocer el primer positivo y por la tarde, se confirmaron otros tres. Los cuatro ancianos fueron trasladados al hospital San Jorge de Huesca, donde este miércoles continuaban ingresados.

A raíz de estos primeros contagios, dos días después, el pasado martes, se realizaron test a otros diez internos del centro, que ya presentaban fiebre. Los resultados se conocieron ayer miércoles y todos fueron positivos. De esos diez, una mujer falleció en la propia residencia, después de que empeorara el martes, fuera traslada al hospital de la capital oscense y después, enviada de nuevo a Sariñena, según explicó el alcalde del municipio monegrino, Juan Escalzo, que se mostró contrariado con la situación. "No entendemos qué motivo su vuelta a la residencia", subrayó.

La otra persona fallecida era usuaria de la residencia de Sariñena. No obstante, murió el pasado martes en su domicilio, en una pedanía de la capital monegrina, al que se había trasladado hacía varios días. La mujer era familiar directo de la primera ingresada por coronavirus de la provincia de Huesca, la señora de Biescas que precisamente ese miércoles ha cumplido 101 años y que se halla en buen estado. Ambas se encontraron en esta localidad a raíz de la celebración de un entierro.

Los otros nueve ancianos que dieron positivo en los test practicados este martes han sido trasladados a la residencia La Abubilla de Yéqueda, donde ya se encontraban otros dos usuarios de Sariñena. Once permanecen en este espacio y 47 siguen en la residencia de la capital monegrina, donde llevan varios días aislados, desde que se detectaran las primeras sospechas. Entonces se intensificaron las medidas de higiene y sanidad, reforzando incluso la plantilla, a la que se ofreció la posibilidad de pernoctar en una vivienda municipal.

Una jornada "dura" y "triste"

El primer edil aseguró este miércoles haber vivido una jornada "dura" y "triste". "Ahora, solo queda levantarse y seguir trabajando, con la misma dedicación y empeño, para que podamos dejar atrás esta delicada situación", añadió.

El alcalde de la capital monegrina también agradeció el "compromiso y dedicación" de las trabajadoras que de forma voluntaria han decidido quedarse junto a los mayores. Las empleadas se dividirán tareas y turnos durante 15 días. Después, entrará un nuevo grupo a relevarlas. Los vecinos de Sariñena también salieron ayer a sus balcones para dedicarles un emotivo aplauso.

Desde el inicio de esta crisis sanitaria, la localidad ha luchado unida para detener el avance de la epidemia. De hecho, sus trabajadores municipales se han dividido en dos turnos para atender a los más vulnerables, a los que gestionan compras de alimentos y medicamentos para que no tengan que salir a la calle. También les han llamado uno a uno para darles a conocer este servicio o interesarse por su situación. Además, las empresas locales se han volcado en la confección de mascarillas, batas o pantallas así como en la donación de material u otros productos. Por ejemplo, Muebles Gascón ha regalado los nuevos somieres y colchones instalados en la residencia.

Regístrate en la newsletter de HERALDO y tendrás cada día toda la información sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios