Despliega el menú
Huesca

Frente frío

Las nevadas remiten en el Pirineo y mejora la situación en las carreteras 

El acceso al Balneario de Panticosa se cerróa las 19.00 por riesgo de aludes pero ha sido reabierto este sábado.

Mejora la situación en las carrteras del Pirineo oscense. El frente frío que barrió este viernes la península del noroeste a sureste dejó sus efectos en la red viaria de la provincia de Huesca, donde a primera hora de este sábado aún era necesario el uso de cadenas para transitar por varios tramos de las carreteras del Pirineo, sobre todo en la parte occidental.  La carretera RD-934 desde Pont de Camps (PK 49) hasta El Portalet (PK 58.6) en la parte francesa de la frontera estará cerrada preventivamente por fuertes nevadas y fuertes vientos este viernes 6 de marzo desde las 15.00 hasta el domingo 8 de marzo.  En la parte aragonesa hasta la frontera también está cerrada la carretera A-136 desde Formigal.

Asimismo, el acceso al Balneario de Panticosa, en la A-2606, se cerró desde las 19.00 de este viernes por riesgo de aludes, pero ha reabierto en la mañana de este sábado.

Según la página web de la DGT, a mediodía de este sábado era obligatorio el uso de cadenas entre Hecho y Ansó, en la A-176; así como en la A-2605 entre Jaca y Aísa.

También había que circular con cadenas desde Benasque a Llanos del Hospital, en la A-139, y en la A-2617 a la altura de Cerler.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha activado la alerta naranja por riesgo de nevadas intensas en el Pirineo aragonés que podrían dejar espesores de hasta 30 centímetros en 24 horas, y mantendrá activa la amarilla por fuertes vientos en el conjunto de la Comunidad.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) anunciaba para este sábado en Aragón precipitaciones en el Pirineo y noroeste de Zaragoza, más abundantes en la divisoria, que irán remitiendo a lo largo del día. La cota de nieve subirá rápidamente de 600-800 a 900-1000 metros. Se esperan heladas débiles en el Pirineo.

Etiquetas
Comentarios