Despliega el menú
Huesca

huesca

La Oficina de la Vivienda de Huesca solo tiene presupuesto hasta julio

El Ayuntamiento quiere ajustar su función a "las competencias municipales".

Oficina de Vivienda del Ayuntamiento de Huesca.
Una de las trabajadoras en la Oficina Municipal de la Vivienda de Huesca.
Rafael Gobantes

La Oficina Municipal de la Vivienda de Huesca (OMV) solo tiene dotación presupuestaria para funcionar hasta el próximo mes de julio, cuando se cumple el contrato de gestión firmado en 2016 y que no va a prorrogarse. Desde el Ayuntamiento han evitado hablar de cierre pero sí han dejado claro que el servicio no se continuará prestando en las condiciones actuales.

El cierre de esta oficina es una de las siete enmiendas planteadas por Vox al presupuesto municipal de 2020. El equipo del PSOE, que gobierna en minoría, necesitaba el apoyo o la abstención de esta formación para que el documento económico superara la barrera de la comisión de Hacienda y llegara al pleno. Los socialistas aceptaron seis de las siete propuestas de la formación de derechas, con un concejal en la corporación oscense, y entre ellas estaba esta.

No obstante, algo debería tener ya decidido el alcalde, Luis Felipe, cuando a la hora de configurar las concejalías para el mandato 2019-2023 eliminó la de Vivienda. La Oficina Municipal se abrió en julio de 2016 a instancias de Aragón Sí Puede, aliado de los socialistas entre 2015-2019.

El presupuesto de 2020 reduce todas las partidas económicas vinculadas a este servicio. Su gestión se adjudicó por 71.622 euros anuales a la Asociación de Consumidores y Usuarios Red de Ahorradores e Inversores Red Rai, única entidad que pujó.

En el documento económico del ejercicio en curso, las partidas asociadas a Vivienda suman 63.000 euros mientras que el año pasado alcanzaban los 184.700. La reducción ha sido del 66%. Según estas cifras, el servicio que se ha mantenido durante estos tres años y medio no se ofrecerá a partir de julio. Ahora trabajan en dicha oficina tres personas: una arquitecta, una trabajadora social y un mediador financiero.

Alto Aragón en Común considera "un error muy grave" el cierre de la Oficina de Vivienda de Huesca. La plataforma oscense señala que este servicio contribuye "a salvaguardar un derecho fundamental como la vivienda y a incidir en una realidad en torno a la que se están creando graves problemas por el constante incremento de los precios de alquiler en la ciudad".

Fuentes del equipo de gobierno local explicaron ayer que, una vez que finalice el contrato actual, se tratará de ajustar el trabajo de la Oficina de Vivienda "a las competencias municipales". No se descarta que se llegue a un acuerdo con el Gobierno de Aragón para la puesta en marcha de un servicio conjunto.

210.000 euros devueltos

Desde su apertura, la OMV ha atendido a más de 2.000 personas y ha logrado que se devolvieran más de 210.000 euros en gastos hipotecarios y cláusulas suelo. Asimismo, ha conseguido una dación en pago y ha entregado siete viviendas. En este tiempo se ha trabajado en mediación de arrendamiento, la bolsa de alquiler social y los desahucios.

También se ha ayudado a los usuarios a negociar con las empresas energéticas que se fraccionase el pago atrasado. Además, se realizaron y difundieron tres vídeos explicando algunos "trucos" para ahorrar energía eléctrica y detallando la información que recoge el recibo de la luz. Desde la oficina se ha hecho también un censo de las viviendas vacías que hay en la ciudad, que son más de 5.000, lo que supone un 18% del parque inmobiliario.

Etiquetas
Comentarios