Despliega el menú
Huesca

formigal

La estación de Formigal ampliará su dominio esquiable la próxima temporada

Está prevista la construcción de un nuevo telesilla en el valle de Izas.

Imagen tomada este fin de semana en la estación de Formigal.
Imagen tomada este fin de semana en la estación de Formigal.
Aramón

La estación de esquí de Formigal sumará nuevas pistas la próxima temporada 2020-2021 con la construcción de un telesilla para mejorar la conexión de los valles de Izas y Anayet. De esta forma, el dominio Formigal-Panticosa, con 180 kilómetros, se acercará a los 200.

El grupo Aramón confirmó la previsión de ampliación de cara al próximo invierno. Será la primera gran actuación desde que en 2006 se produjo el despegue de este centro invernal para convertirse en el mayor de España.

Catorce años más tarde, Aramón pone en marcha un proyecto para aumentar la superficie esquiable y mejorar sus instalaciones. Consiste en el montaje de un nuevo remonte que se sumaría a los ya existentes entre Izas y Anayet y la modernización de las infraestructuras de transporte ya existentes dentro del valle de Izas, donde actualmente existe un telesilla de dos plazas, y tres arrastres.

El año pasado, Formigal S. A. tramitó ante el Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (Inaga) una modificación de la Declaración de Impacto de 2003 que amparó el proyecto de ampliación y remodelación hecho en esa época.

El cambio planteado por la sociedad del grupo Aramón afectaba al sector alto de Izas y su conexión con Anayet para construir un remonte que quedaba pendiente. Concretamente, el telesilla B13. El nuevo trazado propuesto era muy similar al planteado entonces pero finalizaba en el pico Royo. Esto suponía que de 1.938 metros de longitud pasaba a 2.054 metros, cambiando la salida y llegada del telesilla, considerada más conveniente vistos los estudios sobre el nivel de nieve y los flujos de esquiadores.

El Inaga decidió que la modificación del proyecto no necesitaba someterse a una evaluación de impacto ambiental. Esto ha permitido acelerar todos los trámites para poder empezar las obras una vez acabe esta temporada de esquí, de forma que esté lista de cara a la próxima campaña.

La última actuación importante en Formigal-Panticosa fue hace dos temporadas, con la silla de Culibillas, gracias a la cual la estación ganó dos pistas, una azul y otra roja, y aumentó el dominio esquiable hasta los 180 km.

50.000 esquiadores por hora

Ahora, la estación, con una cota máxima de 2.250 metros, podrá ver mejorada su capacidad de transporte de 50.005 esquiadores por hora con 37 remontes: 10 cintas transportadoras, 9 telesquís, 4 telesillas biplaza, 8 telesillas cuatriplaza, 4 telesillas de seis plazas, un telesilla de ocho y una telecabina también de ocho.

No es la única inversión planteada por Aramón (participada al 50% por Ibercaja y el Gobierno de Aragón) en sus estaciones del Pirineo. El pasado septiembre comenzaron los trabajos en el collado de Basibé para extender las pistas de Cerler hacia el valle de Castanesa.

Este proyecto tiene un coste de unos 40 millones de euros y contempla cuatro remontes, una carretera hasta el frente de nieve y un aparcamiento. La estación se ampliará de los 77 km actuales a 105 o 110. El primer remonte arrancará desde el collado de Basibé, a 2.380 m, donde está la última pilona de Cerler. Otros tres telesillas permitirán llegar hasta el frente de nieve del valle de Castanesa, a 1.700 m, donde habrá un parquin. Los esquiadores llegarán hasta aquí mediante una carretera de 7 kilómetros desde el pueblo de Fonchanina.

Etiquetas
Comentarios