Despliega el menú
Huesca

huesca

Muere el último guarda del castillo de Loarre

José Antonio Santolaria, que ha fallecido este lunes a los 71 años, dedicó 35 años de su vida al cuidado de esta fortaleza. Conoció a grandes estrellas del cine gracias a los rodajes de 'El reino de los cielos' o 'Valentina'.

el guarda del castillo de Loarre/ Foto de Pedro Etura / 26-4-05 [[[HA ARCHIVO]]]
Foto de archivo de José Antonio Santolaria con la llave que cerraba el castillo, fabricada en el siglo XVII.
Pedro Etura

José Antonio Santolaria, el último guarda del castillo de Loarre, ha fallecido a los 71 años de edad. "Con él se nos van 35 años de pasión hacia el castillo, más todos los que vivió antes mientras su padre fue el guarda del mismo monumento y después, ya que nunca ha dejado de quererlo y cuidarlo", han lamentado este lunes desde la Asociación de Amigos del Castillo de Loarre, que él mismo fundó en su día.

José Antonio Santolaria (Loarre, 1949) tomó el relevo de su padre después de haber estado trabajando también en la restauración del monumento como cantero y albañil. Además, su mujer y exalcaldesa de la localidad regentó en su día también el puesto de recuerdos situado a la entrada de la fortaleza. 

Como guarda, vivió en primera persona la grabación en 2004 de la superproducción de Ridley Scott 'El reino de los cielos', que supuso un gran reclamo publicitario para el castillo. No obstante, aseguraba que la película que quiso hacer diez años antes el director Paul Varhoven con Arnold Schwarzenegger hubiera servido de más escaparate de promoción ya que se centraba en el castillo y el proyecto era mucho más ambicioso ya que pensaban hacer una gran reconstrucción. 

También conoció gracias al tirón cinematográfico y televisivo de la fortaleza a otras estrellas como Anthony Quinn, que rodó 'Valentina', y que era "de una amabilidad increíble", recordaba; o Chartlon Heston, que grabó un documental para la BBC "y al principio iba con dos guardaespaldas, pero luego ya cada uno iba por su lado y hablaba con cualquiera", relataba. 

Su rincón favorito del castillo donde pasó tantos años de su vida era la iglesia "porque es una joya del románico y tiene algo que te atrae", decía. También le gusta el ventanal de la reina (en lo alto de la fortaleza) "porque cuando estás en soledad y miras por él ves los campos, los agricultores, el ganado…". 

La noticia ha causado una honda tristeza entre los vecinos de Loarre, que han mostrado el pésame a su familia y han coincidido en manifestar que José Antonio Santolaria era "una gran persona y un vecino inolvidable" y en que hizo una labor "impagable" por el castillo al que profesaba "un amor inmenso", han señalado.

Etiquetas
Comentarios