Despliega el menú
Huesca

huesca

Huesca retomará el día 15 la última fase del Coso Bajo pendiente desde hace cinco años

Los obras durarán nueve meses y en los dos primeros se centrarán en el cruce con Goya, Sancho Ramírez y Lanuza para poder reabrir el tráfico cuanto antes. Mientras, habrá itinerarios alternativos por el Casco Viejo.

Las obras comenzarán por esta zona de entronque entre el Coso Bajo, Goya, Sancho Ramírez y Lanuza.
Las obras comenzarán por esta zona de entronque entre el Coso Bajo, Goya, Sancho Ramírez y Lanuza.
Rubén Darío Núñez

El Ayuntamiento de Huesca acometerá a partir del miércoles, 15 de enero, una de las principales obras de este mandato, la reurbanización del último tramo del Coso Bajo que quedó pendiente hace cinco años. Y es que el equipo de gobierno formado por PSOE, Cambiar y Aragón Sí Puede decidió aparcar entonces el ambicioso proyecto de peatonalización de la zona centro que había impulsado en el anterior mandato el PP para dar prioridad a otras actuaciones, como la remodelación del paseo de Ramón y Cajal.  

La concejala socialista de Urbanismo, María Rodrigo, ha comparecido este viernes junto a Florencio Domec, gerente de la UTE adjudicataria de las obras, Domec-Acyc Obras y Servicios, para dar todos los detalles del plan que se ha diseñado para intentar minimizar las molestias a vecinos, comerciantes, hosteleros transportistas, etc. Ha asegurado a este respecto que los trabajos, con un coste de 1,8 millones de euros (220.000 financiados con cargo al programa ARRU financiado con la DGA y el Ministerio de Fomento), se prolongarán durante 9 meses por lo que si los plazos se cumplen, tendrán que estar finalizadas a mediados de octubre. 

Eso significa que el Coso Bajo estará en obras para San Lorenzo, del 9 al 15 de agosto, por lo que podría afectar a los usos de esta arteria por la que desfilan las peñas al salir de los toros, uno de los actos más concurridos de las fiestas. Al respecto, Rodrigo no ha podido concretar si para entonces ya estará transitable o no aunque solo fuera con una solera de hormigón "porque sería muy aventurado", ha recalcado. En todo caso, ha afirmado que se podría establecer un itinerario alternativo, como ya ocurrió un año con la procesión del día 10 por las obras de peatonalización que se estaban acometiendo en el Casco. 

La concejala ha recalcado, además, que en este caso han decidido retrasar unas semanas el inicio de las obras -que fueron adjudicadas hace ya un mes- para dar prioridad a la petición de la Asociación de Comerciantes para que los trabajos no repercutieran en la campaña de Navidad. Para intentar agilizar en lo posible, los operarios de la UTE constructora trabajarán también en sábado.

María Rodrigo ha insistido en que después de cinco años de espera, eran un proyecto "muy demandado" por la ciudadanía y por ello han querido darle un "impulso especial" agrupando en una sola las tres fases en las que estaba dividida la reurbanización original incluyendo todo el tramo que va desde la calle Sancho Ramírez hasta la plaza de Santo Domingo, que también se remodelará por completo. 

Los trabajos se centrarán durante los dos primeros meses en el cruce del Coso Bajo con las calles Goya, Sancho Ramírez y Lanuza para intentar terminarlo cuanto antes y poder reabrir el tráfico ya que es el principal "nudo" de comunicación de esta zona- Y es que desde el miércoles estará cortado a la circulación el acceso desde la plaza de San Lorenzo hacia Santo Domingo y desde Lanuza al Coso Bajo, la calle Goya desde Ramiro El Monje y la plaza de Santo Domingo. 

En cuanto a los desvíos de tráfico, y aunque se irá informando puntualmente de cualquier modificación, a partir de este miércoles y hasta nuevo aviso el tráfico procedente desde las calles San Lorenzo y San Orencio, deberá transcurrir por las siguientes vías del Casco Viejo: calles Artiga, Vidania, Cuatro Reyes, Ramiro el Monje, plaza San Pedro, travesía Mozárabes, plaza Fueros de Aragón y desde esta última salida por calles Santos Justo y Pastor o por Calle Zarandia dirección plaza del Ayuntamiento.

Itinerario alternativo para los coches que circulen desde San Lorenzo y San Orencio.
Itinerario alternativo para los coches que circulen desde San Lorenzo y San Orencio.
Ayuntamiento de Huesca

En las últimas semanas, el Ayuntamiento de Huesca ha mantenido reuniones con distintos colectivos como vecinos, comerciantes, hosteleros, transportistas o taxistas para informarles de todos los detalles y de cómo afectarán las obras a su trabajo y necesidades diarias "porque no es una calle cualquiera". 

Así, por ejemplo, los veladores solo se podrán colocar de lunes a sábado a partir de las 17.00, aunque los domingos sí que tendrán horario completo; se trasladará la parada de taxis a un lateral de la plaza de Santo Domingo; se ha ofrecido varias alternativas de ubicación a los vendedores del mercadillo de los sábados; se van a reubicar los contenedores; y se van a habilitar nuevas zonas provisionales de carga y descarga. Además, algunas de las procesiones de Semana Santa podrían tener que variar sus recorridos habituales. 

Para resolver problemas que surjan "en el día a día", el Ayuntamiento de Huesca copiará la misma estrategia que siguió con las últimas obras del paseo de Ramón y Cajal y abrirá una oficina ciudadana en el número 69 del Coso Bajo, en horario de 8.00 a 17.00 de lunes a viernes, "para intentar responder de la forma más inmediata", ha afirmado Rodrigo.

Esta última fase del Coso Bajo mantendrá el mismo diseño de los tramos anteriores con una calzada única sin bordillos, diferentes tipos de pavimentación, arbolado, mobiliario urbano, luminarias y contenedores soterrados.

La concejala de Urbanismo ha hecho hincapié, además, en que habrá un arqueólogo a pie de obra para seguir el desarrollo de los trabajos y tomar medidas en el caso de que aparezca cualquier tipo de resto de valor. 

Convivirán con la segunda fase de Ramón y Cajal

Por último, María Rodrigo ha asegurado que las obras del Coso Bajo convivirán "sin problema" con los inminente trabajos que se van a acometer para la segunda fase de reurbanización de Ramón y Cajal -entre José María Lacasa y Camila Gracia-, que ha sido adjudicada a la empresa Compañía de Obras Públicas, Hormigones y Asfaltos por casi 1,4 millones de euros. Y es que quedará la zona de la tercera fase -entre Camila Gracia y Santo Domingo- para desviar la circulación. Este viernes finalizaba precisamente el plazo para presentar toda la documentación por lo que las obras comenzarán también en breve.

Etiquetas
Comentarios