Despliega el menú
Huesca

huesca

Detenido en Huesca por varios robos, maltrato animal y tenencia ilícita de armas

La Guardia Civil abrió la investigación a raíz de la denuncia de un robo en una caravana en Santa Eulalia de Gállego y de un remolque de perros en Agüero. También hubo otra sustracción en Tierz.

Objetos recuperados por la Guardia Civil de Huesca.
Objetos recuperados por la Guardia Civil de Huesca.
Guardia Civil

La Guardia Civil de Ayerbe  ha detenido a un joven de 27 años, vecino de Huesca, como supuesto autor de tres delitos de robo con fuerza en las cosas, uno de hurto en el interior de vehículo, otro de maltrato animal y uno de tenencia ilícita de armas cometidos en la Hoya de Huesca.

El pasado 4 de diciembre se recibió una denuncia en el puesto de Ayerbe, en la que se hacía constar que habían sustraído del interior de una caravana, estacionada en una zona apartada del término municipal de Santa Eulalia de Gallego (Zaragoza), numerosos enseres por un valor superior a 1.200 euros. En esos mismos días, se formuló otra denuncia por la sustracción en las inmediaciones de Agüero de un remolque porta perros.

Tras ello, la Guardia Civil inició las gestiones pertinentes para identificar al autor de los hechos y recuperar los objetos sustraídos, dando las mismas como resultado que habría un sospechoso con antecedentes por delitos similares y que tenía un remolque con similares características al sustraído en una parcela de la Hoya de Huesca.

Así, el día 6, la patrulla del Seprona de Huesca procedió a inspeccionar una parcela no vallada, donde había un remolque que llevaba colocada una matrícula que coincidía con la del vehículo del principal sospechoso. Al abrir los compartimentos del remolque, los guardias localizaron en su interior numerosos enseres, que coincidían plenamente con los denunciados como sustraídos de la caravana en Santa Eulalia, por lo que procedieron a incautarlo y trasladarlo hasta el acuartelamiento de Ayerbe, con el fin de hacer una relación de objetos y devolvérselos a su legítimos propietarios.

Una vez comprobados todos los utensilios, observaron que había algunos objetos que no se correspondían con el robo en la caravana, por lo que se iniciaron nuevas gestiones para dar con el paradero de sus dueños. Entre ellos habría unos collares para perro donde figuraba un número de teléfono móvil, al que se había superpuesto el número que correspondía con el principal sospechoso. Así lograron localizar al dueño legítimo de los collares, el cual confirmó que se los habían sustraído en una parcela de Tierz, junto con otros objetos.

Por otra parte, el Seprona también realizó gestiones con respecto a unos perros propiedad del sospechoso que se encontraban en la parcela inspeccionada en condiciones higiénicas deplorables, con gran cantidad de excrementos en el suelo, sin sistema de drenaje para los líquidos, evidente falta de cuidados y limpieza, estando algunos de ellos encadenados sin las medidas necesarias para el bienestar de los mismos.

Los agentes, mediante el lector de microchip, identificaron a cinco de los perros, otros dos carecían de la identificación obligatoria y otro debido a su agresividad fue inviable su identificación. Con los datos obtenidos se consultó la base oficial de Aragón (RIACA), resultando que uno de los perros figuraba como sustraído hace dos años en Alagón (Zaragoza).

El día 11 de diciembre la patrulla del Seprona regresó al lugar, observando que el propietario no había aparecido por allí, por lo que suministraron a los animales agua y alimentos para evitarles un sufrimiento innecesario y se realizaron las gestiones necesarias con la Oficina Comarcal Agroambiental correspondiente y la Diputación Provincial de Huesca, para llevar a cabo una inspección conjunta.

Con todos los datos y pruebas adquiridas por los agentes, se procedió a solicitar al Juzgado de Instrucción nº 5 de Huesca auto de entrada y registro en el domicilio del sospechoso, en la capital oscense, el cual se llevó a cabo el día 17 de diciembre, localizando en el mismo objetos que le relacionaban con los robos cometidos, así como un rifle a nombre de otra persona, no poseyendo permiso de armas el sospechoso que amparase su tenencia.

El puesto de la Guardia Civil de Ayerbe instruyó diligencias que fueron entregadas en el Juzgado de Guardia de Huesca, el cual decretó la libertad con cargos para el detenido.

Etiquetas
Comentarios