Despliega el menú
Huesca

el plan de depuración

Dieciséis localidades del Pirineo logran por fin financiación para dejar de verter sus aguas residuales al río

El Gobierno de Aragón subvencionará con 6,3 millones de euros obras tan esperadas como las de Aínsa, Sahún o Castiello de Jaca.

Imagen de archivo del río Cinca a su paso por Aínsa.
Imagen de archivo del río Cinca a su paso por Aínsa.
José Luis Bergua

Dieciséis municipios del Pirineo han conseguido por fin financiación para construir depuradoras y dejar de verter sus aguas residuales a los ríos. Todos llevan años esperando la construcción de estas plantas, ante el fallido plan de depuración pactado entre el Gobierno de España y el Gobierno de Aragón. La administración autonómica convocó una línea de subvenciones, dotada con 6,3 millones, a la que se presentaron 44 solicitudes.  

Los beneficiarios son la Canal de Berdún, Salvatierra de Esca, Laspaúles, Santa Cilia, Aínsa (las planta de Guaso y Banastón), Santa Cruz de la Serós, Sesué, Villanova, Sahún, Puente la Reina de Jaca (para la cabecera del municipio y Javierregay) El Pueyo de Araguás, Chía, Sabiñánigo (Sabiñánigo Alto) y Castiello de Jaca (Aratorés). 

Todos ellos recibirán una subvención del 100% o del 95%, dependiendo del caso, y son las entidades locales beneficiarias las responsables de la licitación, contratación y ejecución de las obras. Cada una ha podido presentar un máximo de dos solicitudes. Este miércoles se ha publicado la resolución provisional en el Boletín Oficial de Aragón y ahora se abre un periodo de alegaciones. 

Esta convocatoria viene a sumarse a la ejecución de forma directa, por parte del Instituto Aragonés del Agua, de las depuradoras de mayor tamaño del Pirineo –las correspondientes a más de 1.000 habitantes equivalentes-. Esto según la DGA, "va a permitir que Aragón siga avanzando en el compromiso firme con la calidad del agua de sus ríos y con el cumplimiento de las Directivas europeas sobre depuración". Llega después de un largo parón en la ejecución del Plan Integral de Depuración del Pirineo. Fue en el año 2008 cuando el Ministerio de Medio Ambiente y el Gobierno de Aragón firmaron un convenio para llevar adelante las obras.

El Instituto Aragonés del Agua ha comenzado el expediente de tramitación anticipada de la nueva convocatoria de subvenciones para el año 2020, que tiene el mismo objetivo y está dirigida a entidades locales del ámbito pirenaico para impulsar actuaciones relativas a la mejora de la depuración de aguas residuales. La cuantía también asciende a 6,3 millones de euros, en cuatro años. Se espera su publicación para principios del año 2020.

Etiquetas
Comentarios