Despliega el menú
Huesca

persiste el temporal 

La nieve regresará al Pirineo en la cuenta atrás para la temporada de esquí

El anuncio de nuevas precipitaciones la próxima semana aventura una temprana apertura de las estaciones. 

Aspecto que presenta la estación de Formigal-Panticosa este fin de semana.
Aspecto que presenta la estación de Formigal-Panticosa este fin de semana.
Aramón

Los aficionados al esquí ven cada vez más cerca el inicio de la temporada. La nieve ha regresado este domingo al Pirineo, después del paréntesis del sábado, e incluso ha llegado a lo largo de la jornada a las sierras de Teruel y el Moncayo, en Zaragoza, pero además las previsiones del tiempo aventuran nuevas precipitaciones para la próxima semana.

En Zaragoza, el frío y el viento se han dejado sentir durante todo el día y la Agencia Estatal de Meteorología mantiene para el lunes la alerta por fuertes rachas en la zona de la Ribera del Ebro, que se extenderán al sur de Huesca y amplias zonas de Teruel. Pueden llegar a alcanzar los 70 kilómetros por hora entre las 12.00 y las 0.00

Por tercer día, este domingo ha habido restricciones para circular a causa de la nieve en algunas carreteras del Alto Aragón, entre ellas la N-330 a la altura de Villanúa y la A-136 desde Biescas hasta la frontera del Portalet. Las cadenas también fueron obligatorias en siete vías del sur de Aragón, repartidas entre las comarcas de Teruel, Sierra de Albarracín y Gúdar-Javalambre. Los problemas empezaron en esta. La A-2520 en La Puebla de Valverde, la A-1701 en Rubielos de Mora, la A-226 en Corbalán, la A-228 en La Virgen de la Vega y la A-2705 en Alcalá de la Selva estaban con nivel rojo desde primera hora de la mañana.

Poco después, se añadieron la A-2709 en Bronchales y la A-1511 en Santa Eulalia del Campo, ambas en la Sierra de Albarracín o en sus accesos. Entre las siete calzadas afectadas por el temporal sumaban más de 200 kilómetros. Una situación que se ha ido normalizando a lo largo del día, a medida que las quitanieves han podido ir despejando la calzada.

La Agencia Estatal de Meteorología ha retirado las alertas por nevadas, mantiene los avisos por fuertes vientos, y también aconseja estar atentos a los aludes, porque se pueden producir purgas espontáneas o provocadas accidentalmente. Por ello recomienda no transitar por pendientes suficientemente inclinadas, canales y otras áreas que susciten dudas. En cotas altas los espesores suman ya metro y medio. El refugio de Respomuso (Sallent de Gállego) registraba hoy 145 centímetros de espesor.

Además, el clima invernal no abandonará la Comunidad esta semana. Distintos pronósticos coinciden en la persistencia de las borrascas y la inestabilidad, con nevadas más débiles y a cotas más altas los primeros días y más intensas y bajando de altitud a partir del jueves. Todavía es pronto para adelantar una cantidad, pero algunos dan para el jueves y el viernes próximos espesores de 30 centímetros, sobre todo en las comarcas pirenaicas occidentales, las más favorecidas estos días por la nieve.

Los responsables de las estaciones de esquí, donde las máquinas pisapistas llevan varios días trabajando con el medio metro que ha caído, son cada vez más optimistas de cara al anticipo de la temporada.

Etiquetas
Comentarios