Despliega el menú
Huesca

Ayuntamiento de Huesca

Charramos Aragonés amenaza con ir a los tribunales si no se reponen los carteles bilingües en Huesca 

La plataforma ha presentado en el Ayuntamiento de Huesca un recurso contra el acuerdo plenario que recogía la retirada de los carteles bilingües a partir de una moción del PP.

El acuerdo del pleno del 30 de septiembre para retirar los carteles bilingües de las entradas de Huesca y revocar la resolución de 2016 que incluía al municipio en la zona de uso de la lengua aragonesa «no solo está mal motivado sino que se contradice a si mismo». «No se puede decir que una lengua tiene pocos hablantes y que por ello no se puede acoger a la ley que ampara las lenguas minoritarias», ha afirmado José Miguel Martínez Tomey, presidente de Rolde de Estudios Aragoneses.

La Plataforma Charramos Aragonés, en la cual se incluye este Rolde, ha presentado este lunes en el Ayuntamiento de Huesca un recurso de reposición para que el acuerdo del 30 de septiembre se declare nulo. Martínez Tomey ha indicado que se ha presentado «ya con la idea de que, posiblemente, lo van a rechazar». «Por lo tanto, lo que abre este trámite obligado es la vía al contencioso administrativo y esa es la perspectiva que tenemos, estamos dispuestos a llegar a esas instancias si se da el caso», añadió.

Los carteles se retiraron y el acuerdo de 2016 se revocó a partir de una moción del PP. Los populares sumaron mayoría con Ciudadanos y Vox. El PSOE, que gobierna en minoría (10 concejales) y Con Huesca Podemos Equo (2) rechazaron la moción. Los letreros, que daban la bienvenida a la ciudad en aragonés y castellano, se retiraron de la calle al día siguiente.

El recurso recoge tres alegaciones. Según la primera, no tiene sentido revocar un acuerdo que era una comunicación en el marco de un procedimiento de la Ley de Lenguas, por el cual «se oye» a los ayuntamientos. «Es algo que tendrá que decir el Gobierno de Aragón, no es una opción municipal», ha explicado Martínez Tomey.

La segunda se basa en que la Ley de Lenguas se hizo para proteger aquellas con pocos hablantes, «lo que supone que el acuerdo del 30 de septiembre niega la mayor», ha indicado el presidente de Rolde de Estudios Aragoneses .

El tercer alegato argumenta que, como hay hablantes, la decisión de adoptar una medida como la retirada de los carteles «es ilegal» porque, sin perjuicio de la determinación que adopte el Gobierno de Aragón sobre la zona de delimitación del habla, «el Ayuntamiento no puede descartar la aplicación de la ley que, jerárquicamente, tiene por encima otras como la Carta Europea de Lenguas, la Constitución y el Estatuto de Autonomía de Aragón».

Etiquetas
Comentarios