Despliega el menú
Huesca

Ayuntamiento 

Adiós a los carteles en aragonés colocados hace un año en las entradas a Huesca

Ciudadanos y Vox respaldan la moción del PP para que el Ayuntamiento retire los letreros que dan la bienvenida en lengua aragonesa y española e informan de que la capital oscense es una zona bilingüe.

Los carteles ya han comenzado a retirarse
Los carteles ya han comenzado a retirarse
Isabel García Macías

Misión cumplida.  El Ayuntamiento de Huesca retirará los carteles colocados hace un año en las entradas a Huesca dando la bienvenida a la ciudad en aragonés y español. La candidata del PP a la alcaldía oscense, Ana Alós, dijo que sería lo primero que haría si resultaba elegida. No lo fue, pero este lunes, su grupo municipal ha conseguido el apoyo de Ciudadanos y Vox a la moción presentada al pleno para que el PSOE, que gobierna en minoría, quite estos letreros. 

La propuesta, respaldada por 13 de los 25 concejales, recoge también que se revoque el acuerdo plenario de 2016 por el cual Huesca se declaró "municipio incluido en la zona de utilización histórica de la lengua aragonesa". Esa iniciativa respondía al pacto de gobierno firmado por los socialistas con Cambiar y Aragón Sí Puede el pasado mandato, que incluía la defensa de la lengua aragonesa.  Quedará por resolver el futuro de la Oficina de Lengua Aragonesa, creada también al amparo de aquel acuerdo y sobre la cual ni el equipo del PSOE ni la oposición se han pronunciado aún.

Desde el primer momento, el PP manifestó su disconformidad con ambos hechos. La presencia de los carteles en las avenidas de entrada al casco urbano "han generado malestar entre los oscenses", ha dicho Teresa Moreno. La edil popular ha pedido al alcalde, el socialista Luis Felipe, que de "una muestra de sensatez y retire esos carteles ridículos". Además, ha afirmado que "decir que Huesca es bilingüe distorsionar la realidad". 

El PP ha reclamado que "se rectifique una postverdad" y ha criticado que se empleara dinero público para "imponer un antojo". 

Las intervenciones de Moreno han ido subiendo de tono hasta desembocar en el voto en blanco del pleno de investidura del 15 de junio que otorgó la alcaldía oscense a Luis Felipe y que el PP atribuye a Ciudadanos. Incluso el alcalde ha llamado la atención a la concejala por "haberse desviado del tema". 

En todo caso, la votación ha reproducido lo que el grupo popular buscaba para este mandato, una mayoría con Cs y Vox. El debate ha deparado algunos de los momentos más jugosos de la sesión en los cuales se ha nombrado a Franco y se ha señalado que Aragón Sí Puede "simpatizaba con los independentistas".   

El PSOE ha justificado su rechazo a la moción en que la situación vigente cuando se aprobó la defensa de la lengua aragonesa "no ha cambiado desde entonces". Con Huesca Podemos ha echado mano de palabras como capazo, ababol, miaja o chandrío para dejar constancia de que sí en Huesca sí se habla aragonés. "Los carteles no hacen daño y no entendemos por qué hay tanto revuelo por un patrimonio que desaparece", ha manifestado Óscar Sipán.

Por contra, Antonio Laborda (Vox) ha asegurado que él no ha escuchado a nadie hablar aragonés en la capital oscense, "solo he visto los letreros de abierto (ubierto) y cerrado (zarrau) en los bares". El concejal ha indicado que es mejor estudiar otros idioma porque "no creo que el aragonés tenga utilidad en Nueva York".

Ciudadanos ha considerado que "los carteles ya han hecho tu trabajo". "Hay que retirarlos y , su puede, llevarlos a un sitio donde se les de alguna utilidad", ha apuntado Enrique Novella.   

          

  

Etiquetas
Comentarios