Despliega el menú
Huesca

huesca

Rey Ardid ha atendido a 200 mayores en los diez años de la Casa Aísa de Huesca

La Fundación ha celebrado este martes el décimo aniversario de este servicio, que cuenta con 13 trabajadores y 43 usuarios. La próxima primavera inaugurará una nueva residencia en la capital con 190 plazas. 

La consejera María Victoria Broto ha asistido a la celebración del décimo aniversario de Casa Aísa.
La consejera María Victoria Broto ha asistido a la celebración del décimo aniversario de Casa Aísa.
Rafael Gobantes

Los 13 trabajadores y los 43 usuarios y sus familias han celebrado este martes el décimo aniversario del centro de día de Casa Aísa de Huesca que gestiona desde su apertura la Fundación Rey Ardid. En estos diez años, 200 mayores han pasado por este servicio especializado en la atención integral e individualizada a personas con diversos grados de dependencia.

Al acto han asistido, entre otros, la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, la concejala de Servicios Sociales, Rosa Serrano, y el presidente de la Fundación Rey Ardid, Alfonso Vicente, y el obispo de Huesca, Julián Ruiz. Además de visitar las instalaciones, han inaugurado la exposición 'Cómo es un día en Casa Aisa'. 

Alfonso Vicente ha querido hacer hincapié en la "apuesta" de la Fundación Rey Ardid por la provincia de Huesca, donde aparte de Casa Aísa y de las 300 personas discapacitadas que trabajan dentro del proyecto Somontano Social, gestiona otras cuatro residencias de mayores en Campo,Gurrea de Gállego, Almudévar y Sabiñánigo. A ellas se unirá la próxima primavera una nueva en la capital oscense que se está construyendo con una capacidad de 190 plazas, 30 de ellas de centro de día. "Y va a ser la mejor porque hemos aprendido de nuestros errores", ha señalado. En total, cuentan con 450 trabajadores y atienden a más de 1.650 usuarios

Ha agradecido especialmente la labor de los trabajadores de Casa Aísa, resaltando que todas las auxiliares que entraron en su día siguen hoy en el centro, y también la "confianza" de la administración. El concierto expira en diciembre y Vicente ha expresado su deseo de que el Gobierno de Aragón active la posibilidad de prorrogar el contrato por otros cinco años más aunque si finalmente sale de nuevo a concurso, optarán a él también. "Queremos seguir estando aquí porque es un proyecto muy significativo para nosotros", ha afirmado. 

A este respecto, la consejera María Victoria Broto ha asegurado que están "muy satisfechos" del trabajo de la Fundación Rey Ardid y ha valorado este décimo aniversario. "Me da mucha satisfacción porque sé que costó mucho llevarlo a cabo y cuando uno entra aquí se da cuenta de que ese esfuerzo valió la pena por las instalaciones, que dan mucha tranquilidad, y por los usuarios y las familias, que confían plenamente en el trabajo", ha manifestado.

La titular del departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales han hecho hincapié en la atención prioritaria que presta el Gobierno de Aragón a las personas a través del teléfono del mayor, las políticas de envejecimiento activo, la teleasistencia o la atención a domicilio. A estos servicios se unen los centros de día, que suman 1.569 plazas, y también la ley de dependencia, que ha pasado de 4.800 a más de 9.000 beneficiarios en la provincia de Huesca en los últimos cuatro años, un 83% más. Respecto a esta última prestación, ha dejado claro que seguirán reclamando al Gobierno de España la parte de financiación que le corresponde, criticando que en 2018, por ejemplo, Aragón invirtió 221 millones y del Gobierno central recibieron solo 36 millones, cuando deberían haber llegado 110.  

Mientras, Broto ha anunciado, además, que en noviembre firmarán un nuevo convenio que incrementará la dotación económica de las plazas concertadas de mayores y de personas discapacitadas dando respuesta a una reivindicación del sector privado y público. 

Etiquetas
Comentarios