Huesca

huesca

"Si alguien sufre un ataque de pánico en la montaña debe parar y avisar, porque el miedo le puede hacer cometer un error"

El teniente jefe de los grupos de rescate de la Guardia Civil, Santiago Gómez, insiste en la importancia de planificar bien la actividad previamente "para saber a qué sitios se puede ir y a cuáles no".

Imagen de archivo de una evacuación en montaña con la colaboración de los helicópteros de la Guardia Civil y del 112.
Imagen de archivo de una evacuación en montaña con la colaboración de los helicópteros de la Guardia Civil y del 112.
Guardia Civil

Avisar a los servicios de emergencia y quedarse quieto en el sitio "porque el miedo le puede hacer cometer un error y va a tener un accidente más grave". Este es el consejo que da el jefe de los grupos de rescate de la Guardia Civil, el teniente Santiago Gómez, en caso de sufrir un ataque de pánico o una crisis de ansiedad durante una actividad en la montaña. Una situación que sufrieron el pasado fin de semana dos montañeros que tuvieron que ser auxiliados por los especialistas

El primero fue un vecino de Jaca de 56 años que llamó el sábado, sobre las 15.30, indicando que se encontraba en el pico del Águila, en el término municipal de Canfranc, y que había sufrido una crisis de ansiedad que le impedía descender. Al lugar se dirigieron el helicóptero de la Guardia Civil con base en Huesca y personal de la Sección de Montaña de Jaca. Tras localizarlo, lo introdujeron en la aeronave con un apoyo parcial del helicóptero y lo evacuaron ileso al Coll de Ladrones. 

Poco después, tuvieron que atender la solicitud de evacuación de una mujer de 54 años, vecina de Zaragoza, que se encontraba realizando una ruta por la Faja Tormosa (Bielsa) y se encontraba agotada. No podía continuar la marcha y estaba sufriendo un ataque de pánico. Acudieron el Greim de Boltaña con el helicóptero de la Guardia Civil con base en Benasque. Una vez localizada, se entrevistaron con ella y los agentes verificaron que efectivamente no podía seguir por lo que fue evacuada hasta el aparcamiento del valle donde se encontraba su vehículo. 

Con todo, el jefe de los grupos de rescate insiste en la necesidad de planificar bien la actividad "porque si una persona tiene vértigo o le dan miedo las alturas, debe saber a qué sitios puede ir a cuáles no". No obstante, reconoce que en ocasiones son situaciones sobrevenidas e imprevistas.

Santiago Gómez también remarca la importancia de no ir solo "porque en esos casos, uno siempre tiene más duda, pero si va con otra persona, le puede echar una mano para ayudar". En el caso de los dos auxilios de este fin de semana, la montañera zaragozana iba acompañada de un guía, pero el montañero jaqués realizaba la ruta en solitario. "La Faja Tormosa sí que es un poco más comprometida, pero la subida al pico del Águila es bastante sencilla y no requiere ningún material de alpinismo", señala.   

Etiquetas
Comentarios