Despliega el menú
Huesca

huesca

El peligro de caerse por un ‘tobogán’ de puro hielo en el glaciar del Aneto

Los guías dicen que es "frecuente" ver a montañeros sin equipación como el que se accidentó el domingo.

Una montañera atraviesa el glaciar por la ruta de Coronas camino del Aneto, el pasado sábado.
Una montañera atraviesa el glaciar por la ruta de Coronas camino del Aneto, el pasado sábado.
Idoia Oliveras

La ascensión al Aneto se ha hecho estos días más exigente. Esta cumbre es uno de los puntos sensibles de la seguridad en el Pirineo en verano, sobre todo a partir de mediados de agosto, cuando desaparece la nieve del glaciar y hay que atravesar puro hielo para alcanzar sus 3.404 metros. "Desliza igual que un tobogán", comentan montañeros del valle de Benasque. Un segundo factor de riesgo en esta ruta es la caída de piedras al derretirse el permafrost que actúa como un pegamento. Pero aún así, todavía existen excursionistas que realizan la ruta sin una mínima equipación.

Esto pudo costarle la vida el domingo pasado a un joven francés de 22 años, que tuvo que ser rescatado por la Guardia Civil en medio del glaciar. Se había deslizado 50 metros hasta que pudo parar y temía que si daba un paso seguiría cayendo. Los agentes lo sacaron encordado. No llevaba ni crampones ni piolet e iba calzado con unas zapatillas.

Pero este accidente no es excepcional. El lunes de esa semana, un guipuzcoano de 33 años resbaló y cayó 40 metros. Fue evacuado con contusiones y magulladuras en manos y rostro.

Crampones colocados en una zapatilla de trail.
Crampones colocados en una zapatilla de trail.
Fernando Rivero

Y es que para llegar a la cumbre, sea cual sea el itinerario, es necesario atravesar el glaciar, casi un kilómetro y medio en la ruta por los Portillones, cruzándolo de esquina a esquina, y 400-500 metros por Coronas, lo que requiere llevar crampones y piolet, y además saber manejarlos, pues este verano ya han resultado heridos dos montañeros al clavarse las púas cuando atravesaban el glaciar.

Las encuestas realizadas por la campaña Montaña Segura en el verano de 2018 en esta ruta concluyeron que un 14% llevaba calzado inadecuado (de ciudad, zapatilla de deporte urbana o zapatilla de ‘trekking-trail running’), un 13% iba sin piolet, un 4%, sin crampones y un 6% vestía pantalón corto, es decir, sin protección para las quemaduras por rozamiento en caso de caída.

Dos montañeros equipados con piolet y crampones descienden el glaciar.
Dos montañeros equipados con piolet y crampones descienden el glaciar.
Fernando Rivero

De ahí que esta campaña venga alertando desde mediados de mes de que el glaciar del Aneto ya ha perdido todo su nevero. Recomienda, además de esos elementos de sujeción, "que siempre deben llevarse", ir equipado también con casco por la posible caída de piedras.

La Guardia Civil lo considera uno de los puntos negros del Pirineo. El teniente Santiago Gómez, jefe de los Greim en Aragón, ya preveía al inicio de la temporada un aumento de los auxilios en el Aneto a partir del 15 de agosto al desaparecer la nieve.

Este año Montaña Segura ha programado 12 charlas en Benasque (martes y viernes) para que la gente que viene a Aragón con la ilusión de subir un tresmil sepa lo que se va a encontrar. A su coordinadora, Marta Ferrer, le llama la atención del accidente del domingo que todavía haya personas que van al Aneto sin piolet ni crampones. "Es como si nadie le hubiera dicho nada de la ruta, como si no se hubiera informado en ningún lugar", dice, recordando la amplia Red de Informadores Voluntarios, que en establecimientos de hostelería y turismo tienen contacto directo con los visitantes. "En ese caso, esta interacción no se dio o no se aprovechó".

"Más gente y más variopinta"

El guía de Benasque Carlos Carracedo es uno de los encargados de impartir las charlas, en las que habla de los riesgos de ir sin las púas en las botas o con un sucedáneo, y de no saber utilizar este calzado. Él también pone el énfasis en el peligro que representa la caída de piedras y aconseja no detenerse en esas zonas. "Es lo de siempre, para ir al Aneto hay que tener conocimientos suficientes, saber a dónde vas y qué necesitas. Nadie está libre de tener un accidente pero hay que minimizar las posibilidades de que se produzcan".

Respecto al joven que iba con zapatillas, asegura que cada vez se encuentra en esta cima "más gente y más variopinta". Es "muy frecuente" ver situaciones de este tipo y encontrarse con personas "que no tienen ni siquiera nociones básicas de orientación en montaña, no saben leer un mapa o no saben utilizar los crampones de forma correcta". Al menos quienes acuden a las charlas "tiene intención de informarse".

Este guía reconoce que ha detectado un aumento de deportistas "que suben con zapatillas de correr por montaña pensando que es una bota, o con crampones de carreras, que no tienen la misma función que uno real", y aconseja tomarse en serio el peligro que puede suponer un resbalón en el glaciar.

Etiquetas
Comentarios