Despliega el menú
Huesca

Turismo

El Parque Nacional de Ordesa roza el cupo máximo de visitas casi todos los días en agosto

El servicio de transporte de Torla a la Pradera se ha tenido que suspender en cuatro jornadas al llegar a 1.800 personas. Los turistas se disparan por el buen tiempo y el centenario.

 Ya sea por un buen tiempo o por la promoción del centenario, pero el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido ha rozado el lleno casi todos los días en la primera quincena de agosto. El pasado viernes se cumplieron 101 años de su declaración y justamente en esa jornada hubo que interrumpir la venta de billetes del transporte público entre Torla y la Pradera al llegar al cupo máximo de 1.800 visitantes simultáneos en este sector del espacio protegido.

No fue un caso excepcional. Los días 6, 8 y 13 de agosto también hubo que poner freno a la entrada de turistas en el acceso más frecuentado. Según comentó el coordinador medioambiental del parque, Ramón Castillo, "cuando prevemos que se va a sobrepasar el cupo, dejamos de vender billetes del autobús". Ocurre siempre entre las 11.00 y las 12.00, aunque a primera hora de la tarde se reanuda el transporte, ya que baja la afluencia.

"Casi todos los días en esta primera quincena de agosto se ha rozado el aforo de personas permitidas", aclaró Castillo. Y no solo en el valle de Ordesa, también en los otros sectores: Añisclo (con un tope de 600 personas), Pineta (900) y Escuaín (325), aunque en estos casos el conteo se realiza por aproximación, en función del número de vehículos, y no hay forma de cerrar el acceso. En Añisclo se ha notado especialmente el aumento de visitantes, después de dos años con la carretera cerrada por problemas de seguridad en uno de los túneles, que ya se han solventado.

El alcalde de Torla-Ordesa, Miguel Villacampa, atribuye al buen tiempo la elevada afluencia turística, que se ha disparado sobre todo durante este puente festivo del 15 de agosto. «Lo primero que mira la gente antes de venir es la previsión meteorológica y, si no es favorable, baja al 50%», aseguró el primer edil, que también es hotelero. El centenario, que se conmemoró el año pasado, con visita del rey Felipe VI incluida, tuvo repercusión, pero para él lo importante es que "mucha gente repite". En el caso de este municipio, también ha favorecido el premio como mejor destino de turismo familiar concedido por un turoperador.

El mes de junio fue bueno en los municipios del entorno de Ordesa, precisamente por el buen tiempo, y la tendencia ha continuado en julio y agosto. Bielsa estaba ayer al cien por cien de ocupación. "Si hubiéramos tenido 20 habitaciones más se habrían vendido", señaló el alcalde de Bielsa y empresario turístico, Miguel Noguero. En su opinión, el centenario supuso una buena promoción.

Sin embargo, no se puede crecer mucho más, al menos en temporada alta, a la vista de la capacidad máxima de visitantes del Parque Nacional, cuyas asignaturas pendientes son la desestacionalización y el equilibrio entre los distintos sectores.

Etiquetas
Comentarios