Huesca

FIESTAS DE SAN LORENZO

Entre remojones al ritmo de ‘Con Calma’

Los peñistas más veteranos volvieron a lamentar la imagen de la marea teñida de rojo por el vino. Las plazas de Navarra y Los Fueros absorbieron la fiesta después de la multitudinaria cabalgata.

Los participantes en la cabalgata buscaron continuamente los remojones.
Los participantes en la cabalgata buscaron continuamente los remojones.
Rafael Gobantes

La pugna por ser el hit de San Lorenzo ha comenzado y, de momento, ‘Con Calma’ de Daddy Yankee, ‘Con Altura’ de Rosalía y el clásico ‘15 de agosto’ de Ixo Rai se encaraman claramente a las primeras posiciones visto lo que se escuchó y bailó ayer en la multitudinaria cabalgata y en las macrojuergas de las plazas de Navarra y Los Fueros, los tres epicentros festivos.

Los jóvenes coparon una vez más el desfile de las peñas por el Coso, que buscaron continuamente los remojones que caían desde los balcones para aliviar el sofocante calor. Pero también hubo muchas familias con niños pequeños como la de Juan Guevara, un ecuatoriano afincado en Huesca desde hace 18 años, que acudió con su hijo pequeño, de solo cinco. «Cuando eres joven, todo te parece bien, pero cuando vas cumpliendo años ya no se vive tanto», decía con nostalgia.

Si desfilaron miles de oscenses en la cabalgata, otros tantos les hicieron pasillo a lo largo del Coso como Manuel Cabeza, un zaragozano que lleva ya 8 años viviendo en Huesca. «El ambiente es muy popular, muy festivo y muy divertido. Es único», decía mientras grababa con su móvil el paso de la cabalgata por los Porches. Del programa no se pierde los toros, los almuerzos y los vermús. «Comer y beber», resumía.

También son fijos para San Lorenzo la familia de Salvador Marí, que reside en Bellestar, núcleo incorporado de Huesca. Ayer fue acompañado con sus nietos. «Huele mucho a vino, pero aún así está bien», afirmó.

Otro que no se pierde ningún San Lorenzo es Enric, un oscense que lleva muchos tiempo afincado en Barcelona pero que regresa cada año porque lleva ya medio siglo como socio de la peña Los 30. «Desde los ocho años», subrayó con orgullo. Y eso que, a su juicio, la cabalgata del día 9 «ha ido a peor». «Mi padre me decía que las fiestas de antes eran mejores y yo siempre le llevaba la contraria, pero ahora tengo que reconocer, como buen sabio que era, que tenía razón. Sobre todo porque el vino se tiene que beber, no echar por encima», lamentó. Además, cree que las peñas recreativas han perdido peso. «Los jóvenes que tienen ahora 15 o 16 tienen que agruparse y vivir el ambiente de una peña», pidió.

La fiesta se desparramó luego por el resto de calles y plazas del centro histórico especialmente. Las peñas recibieron a los más jóvenes atraídos por la discomóvil gigante de Loca FM en la plaza de Navarra, donde el dj no dejó de hacerse ‘selfies’ mientras pinchaba la mejor música dance.

Y cerca de allí, los treintañeros en adelante reventaron durante casi todo el día la plaza de los Fueros, donde los siete establecimientos han vuelto a aliarse para ofrecer un ambiente musical común. Además, este año como novedad servirán 125.000 vasos reutilizables para intentar concienciar de la importancia de reducir el plástico. Y es que solo por esta plaza llegaron a pasar más de 10.000 personas sedientas por el calor, que marcó un récord de 37 grados poco antes de las cinco.

Etiquetas
Comentarios