Huesca

aeropuerto de huesca

Tilmann Gabriel: "Necesitamos la ayuda de Aena para reducir costes mientras buscamos contratos"

El director ejecutivo de la academia de pilotos Airways Aviation, único cliente del aeropuerto de Huesca-Pirineos, asegura que su futuro está garantizado, pese al ERE.

Tilmann Gabriel, en las instalaciones de Airways Aviation en el aeropuerto de Huesca
Tilmann Gabriel, en las instalaciones de Airways Aviation en el aeropuerto de Huesca
Rafael Gobantes

Tilmann Gabriel, el director ejecutivo de la academia de pilotos Airways Aviation, único cliente del aeropuerto de Huesca-Pirineos, explica los planes de la compañía tras romper un contrato millonario con Libia por impagos y poner en marcha un ERE. Asegura que su futuro en Huesca está garantizado, pero pide "ayuda" a Aena para renegociar temporalmente los contratos de alquiler de las instalaciones.

¿Cuál es la situación de la compañía después de haber perdido de golpe 150 estudiantes de Libia?

Airways Aviation es un grupo global con academias en Huesca, Oxford, Montenegro y Australia. En el mundo hay una gran necesidad de pilotos y de hecho se calcula que en los próximos 20 años harán falta 800.000, es decir, 110 cada día, por lo que el negocio es muy importante y muy necesario. La escuela de Huesca estaba ocupada al completo por 150 pilotos gracias a un contrato que negociaron los Gobiernos de Reino Unido y Libia. Pero primero los estudiantes no progresaron adecuadamente ya que parecían estar más interesados en disfrutar que en llegar a ser pilotos. Y luego, en el último año, el Gobierno de Libia dejó de pagar y tuvimos que adelantar los gastos del alojamiento y de la formación, incluidos los salarios, pagando todo al día. Hasta que a finales de abril decidimos cancelar el contrato y los 150 estudiantes se fueron. Ahora solo tenemos 30.

¿Qué consecuencias inmediatas tiene esa drástica reducción de pilotos?

La primera es que ya no necesitamos tanto personal. Por eso, estamos empezando un ERE para reducir parte de los miembros del ‘staff’ (una treintena de trabajadores). Es una de las condiciones para poder seguir manteniendo la actividad en Huesca. Algunos trabajadores podrán ser reubicados en las otras escuelas que tenemos y para el resto intentaremos buscar soluciones. Además, tenemos que pedir disculpas a los propietarios de los alojamientos que alquilábamos porque ocuparemos antes las plazas de la residencia que tenemos en el aeropuerto.

¿Van a mantener la misma presencia en el aeropuerto?

Necesitamos la ayuda de Aena porque no tenemos las mismas necesidades para 150 pilotos que para 30. Estamos dialogando con ellos y esperamos poder renegociar para recortar el tamaño de las instalaciones que tenemos alquiladas. Por ejemplo, ahora tenemos dos hangares y para los nueve aviones solo necesitamos uno. Este miércoles viajo a Madrid para una reunión y estoy seguro de que encontraremos una solución adecuada para adaptarnos a esta reestructuración. Queremos que Aena siga siendo nuestro socio de confianza.

¿Qué ventajas ofrece Huesca frente a otros aeropuertos?

Para nosotros es un gran aeropuerto porque está cerca de la ciudad y otros están en medio de la nada. Además, tiene una meteorología muy buena que te garantiza poder volar casi los 365 días y, al no tener otros usos, es bueno para nosotros. Y también es cierto que aquí tenemos muchas facilidades para los visados. Pero es verdad que tiene dos problemas que limitan la capacidad de uso. El primero, que los horarios no son suficientemente amplios. En invierno, está operativo de 9.00 a 17.00, y en verano, de 9.00 a 19.00. Y nos gustaría que fuera más extenso para volar más. Además, a veces el viento impide volar si es muy fuerte, aunque otras veces es un buen entrenamiento para los pilotos. Con todo, son limitaciones aceptables.

¿Puede dar garantías de su continuidad en Huesca?

Tenemos que empezar de nuevo después del agujero que nos dejó el contrato libio, pero Airways Aviation no va a dejar su actividad en Huesca. Tanto a los pilotos como a los instructores y al resto del personal les gusta mucho vivir aquí y se quieren quedar ya que nos han hecho sentir que somos una parte de Huesca. Aun así, insisto en que para seguir necesitamos el apoyo de Aena. Por suerte, el dueño de nuestra compañía sigue creyendo en el negocio y, pese a haber perdido mucho, cree que podemos rehacernos.

¿Dónde están buscando esos nuevos contratos?

En los últimos 8 o 9 meses he estado trabajando en intentar solucionar el tema de Libia, pero no ha sido posible, y ahora estoy concentrado en traer a Huesca nuevos contratos porque hay demanda de muchísimas aerolíneas. En España, por ejemplo, de Iberia y Vueling. Pero también hay otros mercados emergentes como India o África. Estoy convencido de que hay un gran futuro por delante y que Huesca es parte de ese futuro.

Etiquetas
Comentarios