Huesca

huesca

Fomento vigila un viaducto de Monrepós por un "pequeño" fallo de asentamiento

El Ministerio tiene monitorizada la estructura para analizar su evolución, pero garantiza por completo la seguridad de este tramo de la A-23 que se puso en servicio ya el pasado mes de julio.

Dos máquinas, junto al viaducto de Atós.
Dos máquinas, junto al viaducto de Atós, que está monitorizado para realizar un seguimiento.
Pablo Segura

Fomento ha monitorizado el viaducto de 105 metros que salva el barranco de Atos de la A-23, en la cara norte del puerto de Monrepós, para vigilar su estabilidad tras detectar un "pequeño problema de asentamiento" de la estructura. Así lo han asegurado este lunes fuentes ministeriales, que ante todo han garantizado la seguridad de la vía y han restado gravedad a la incidencia asegurando que suele ser algo "habitual" en obras de estas características.

El de Atos es uno de los tres grandes viaductos del tramo Caldearenas-Lanave y está abierto al tráfico desde el pasado mes de julio dentro de un subtramo de 4,5 km que inauguró el ministro Ábalos.

Fuentes de Fomento han explicado que que hace un tiempo, que no han precisado, se observó un "pequeño resalte" en la transición entre el terraplén y la estructura por un "asiento disfuncional de ambas secciones". Además de estudiar el origen, decidieron monitorizar el viaducto para vigilar su evolución y tomar medidas si resulta preciso.

También dejaron claro que no es "nada comparable" al grave deslizamiento ocurrido en abril del año pasado cerca del alto de Monrepós y que mantuvo cerrado durante una semana este acceso al Pirineo. La solución pasó por levantar un viaducto de 70 metros.

A lo largo del tramo Caldearenas-Lanave se han construido 14 nuevas estructuras. De ellas, tres son viaductos (sobre el río Guarga, arroyo de Atos y barranco del Fontanal), cuatro son pasos superiores y siete inferiores. Además se perfora un túnel de 395 m de longitud en Escusaguas.

Etiquetas
Comentarios