Despliega el menú
Huesca

HUESCA

El juzgado también rechaza que la madre de Naiara declare como testigo porque no conocía los malos tratos previos a su hija

Las defensas de la abuelastra y el padrastro, además de la Fiscalía, habían solicitado esta diligencia. La Audiencia ya desestimó antes su imputación.

Mariela Benítez, madre de Naiara, junto a su abogado, Luis Marín.
Mariela Benítez, madre de Naiara, junto a su abogado, Luis Marín.
Rafael Gobantes

Mariela Alejandra Benítez, la madre de Naiara, la niña de 8 años fallecida en Sabiñánigo a causa de las torturas que le infligió su tío por no saberse la lección, no declarará ni como imputada ni como testigo de los hechos. Así, la única posibilidad de que se oiga su testimonio en el juicio con jurado que celebrará en unos meses la Audiencia Provincial de Huesca será que el tribunal acepte la petición que ha hecho la acusación particular que ejerce el padre biológico de la niña incluyéndola entre su lista de testigos.

Después de que la Audiencia de Huesca rechazara la imputación de la madre de Naiara por un presunto delito de malos tratos, como había solicitado reiteradamente el padre biológico de la víctima, ahora el Juzgado de Instrucción nº 1 de Jaca también ha confirmado la desestimación de los recursos que habían presentado los abogados defensores de la abuelastra y del padrastro de Naiara, que sí están imputados por malos tratos, y la Fiscalía para que al menos Mariela Alejandra Benítez declarar en calidad de testigo. 

Las dos defensas y la Fiscalía habían presentado sendos recursos de reforma contra el auto que ya dictó el Juzgado jaqués el pasado 6 de marzo contra dos diligencias denegadas: la declaración como testigo de Mariela Alejandra Benítez y la transcripción bajo fe pública judicial de la declaración que hizo Iván Pardo Pena, el asesino confeso de Naiara, en sede judicial con la condición de detenido en julio de 2017.

Respecto a la petición para que declare la madre de Naiara, la jueza insiste en la argumentación que dio en el auto impugnado y no la considera "necesaria ni útil" para determinar si los investigados pudieron haber dispensado o no malos tratos a su hija "pues no se desprende de la causa que tuviera conocimiento de los mismos ni por haberlos presenciado ni por habérselos transmitido la propia menor, siendo la fuente de conocimiento de los mismos las medidas tecnológicas acordadas en la causa". Una decisión que ha sido acogida con satisfacción por Luis Marín, abogado de Mariela.

Y es que hay que recordar que hay unos ‘wasaps’ recuperados por la Guardia Civil de los teléfonos de los familiares de Naiara que han llevado al Juzgado de Jaca a imputar a la abuelastra y al padrastro un presunto delito de violencia física y psíquica habitual. Algo que ambos rechazaron ante la jueza.

Etiquetas
Comentarios