Despliega el menú
Huesca

Ganadería

Diez animales muertos en lo que parece un nuevo ataque de lobo en Aragón

El ataque se ha producido en la sierra de Tardienta y las heridas parecen compatibles con las que provoca un lobo a su paso.

ataque lobo Tardienta
Así ha quedado uno de los animales fallecidos en el ataque de Tardienta
Asaja

Tres cabras y siete ovejas han resultado muertas en un ataque perpetrado por lo que podría ser un lobo al rebaño de un ganadero de Tardienta. Otras seis ovejas han quedado gravemente heridas. El suceso ocurrió en la noche del martes al miércoles y el propietario, Pedro Pérez Martínez, se percató a primera hora de la mañana cuando se disponía a ir a supervisar a su animales, que había dejado por la noche con el pastor eléctrico, y se encontró a todo el rebaño desperdigado.

De momento, no se sabe a ciencia cierta si el animal atacante ha sido un lobo o un perro asilvestrado pero desde el departamento de Desarrollo Rural del Gobierno de Aragón han corroborado el ataque e informado de que dos de los animales muertos han sido trasladados al centro de recuperación animal de La Alfranca para que sus veterinarios analicen el tipo de mordeduras que presentan y determinar así el tipo de animal que las ha provocado. El ganadero ha dicho por su parte que los veterinarios ya le han avisado de que todo parece apuntar al lobo como autor de la fechoría.

Han pasado ya casi dos años desde que una cámara captara por primera vez en dos décadas la presencia de un lobo en Aragón y desde entonces los ataques se han ido repitiendo y el animal ha afianzado su presencia en la Comunidad. Desde el Gobierno de Aragón recuerdan que se ha activado una línea de ayudas que no se limita a pagar al ganadero por las ovejas muertas sino que ahora el Ejecutivo autonómico "asume el perjuicio que la mera presencia del lobo y el oso supone en determinadas zonas, de modo que los ganaderos pueden acogerse a las ayudas hayan sufrido o no un ataque", explican desde Desarrollo Rural.

En una primera convocatoria de ayudas el Gobierno de Aragón habilitó medio millón de euros, siendo 81 el número total de beneficiarios que han recibido una ayuda media de 5.500 euros. La ayuda máxima ha alcanzado los 14.200 euros. En estos momentos, el Gobierno de Aragón trabaja en una segunda convocatoria.

Sin embargo el ganadero afectado esta vez no había solicitado estas ayudas porque considera que esta no suponen una solución. Su rebaño ya fue uno de los afectados hace un año por otro ataque pero él, al igual que otros compañeros de profesión del entorno, cree que la única opción realista para garantizar la continuidad de la ganadería extensiva es "atrapar a ese animal". 

Desde Asaja también tachan de insuficientes las ayudas y denuncian que la situación pone en peligro la mera existencia de la ganadería de montaña. "Los ganaderos están desesperados", insiste Ángel Samper, secretario general de Asaja Aragón.

Etiquetas
Comentarios