Despliega el menú
Huesca

El temporal cierra tres puertos de montaña en el Pirineo y obliga a usar cadenas en más de 500 km de carreteras

La DGT ha establecido embolsamiento de camiones en Nueno, El Temple y Hostal de Ipies para evitar el colapso del principal acceso al Pirineo

Aspecto que presenta el Alto de Monrepós, en el acesso al Pirineo
Aspecto que presenta el Alto de Monrepós, en el acesso al Pirineo
Heraldo

La alerta por temporal de nieve se ha cumplido y desde primera hora de este miércoles resultó  imposible circular por las carreteras del Pirineo, salvo que se llevasen cadenas o neumáticos de invierno. La situación se fue complicando a lo largo de la jornada. El frente afectó a primera hora a la Jacetania y el Alto Gállego, principalmente, pero luego se extendió hacia el este, al Sobrarbe y la Ribagorza. También está nevando en la provincia de Teruel.

La afección más grave por la nieve está en tres puertos de montaña, que han tenido que ser cerrados. Es imposible atravesar a Francia por la A-136, a través del Portalet. Lo mismo ocurre por la N-330a, en Canfranc, que se encuentra intransitable, aunque en este caso existe la alternativa del túnel de Somport. También está cerrada la carretera que va de Panticosa al balneario desde primera hora de la tarde.

La Dirección General de Tráfico, en vista de la situación, ha establecido embolsamiento de camiones para evitar los colapsos que se han dado en otras ocasiones en el puerto de Monrepós.  Así, la DGT avisaba a última hora de este miércoles de embolsamiento de camiones en la A-23 en Nueno y Hostal de Ipiés.

Y es que había cadenas desde Nueno a la frontera, donde se espera que se acumulen 9 cm. Los vehículos pesados disponían este miércoles de áreas para esperar a que pase el temporal en varios puntos del recorrido en la A-23 y la N-330. Los que se dirigían desde Zaragoza al Pirineo por la autovía A-23 ya se estaban parando en Zaragoza, porque las áreas de servicio de Zuera, Nueno y Gurrea de Gállego estaban llenas, según señalan desde la DGT. No obstante, los camiones que se dirigían a Huesca podían circular con absoluta normalidad, solo es para a los vehículos pesados que querían llegar a Francia porque los pasos a última hora de este miércoles estaban cerrados. Los que proceden de la frontera tienen paradas habilitadas en Sabiñánigo, Hostal de Ipiés, Villanúa o Canfranc.

Las cadenas afectaban a media mañana de este miércoles a un total de 553 kilómetros de la red principal de carreteras, prácticamente la totalidad de los ejes viarios del Pirineo. En cuanto a las carreteras nacionales dependientes del Ministerio de Fomento, la autovía A-23 tenía a útlima hora de este miércoles restricciones en todos sus tramos, los que ya están abiertos, de Nueno a Caldearenas y de Sabiñánigo a Jaca. En cuanto a este recorrido por la N-330, eran obligatorias las cadenas en 80 kilómetros desde Nueno a Canfranc.

Otras nacionales con limitaciones para circular eran la N-260, en el eje que vertebra el Pirineo de este a oeste, entre Montanuy y Foradada del Toscar, a lo largo de 51 kilómetros; y la N-260a, desde Fiscal a Broto. Las nevadas llegaron incluso a Graus y Benabarre, ya que eran necesarias las cadenas en la N-123, de Graus a Benabarre. También en la N-240, de Jaca a Villareal de la Canal.

El temporal complicaba el tráfico igualmente en los más importantes ejes autonómicos del Pirineo, como la A-136 por el valle de Tena, desde Biescas a la frontera del Portalet; la A-132, desde Arrés a Salinas de Jaca; la A-176, desde Puente la Reina de Jaca a Ansó; o la A-2606, en Panticosa.  En el valle de Benasque, en la A-139, las restricciones iban desde Castejón de Sos a Llanos del Hospital. Pero incluso existían dificultades en puntos situados a menor altitud, como la A-138, en El Grado, donde debía circularse con cadenas desde esta localidad hasta el final de la carretera en Bielsa, ya en la frontera con Francia.

En cuanto a carreteras secundarias también de la red autonómica, las limitaciones se extendían este miércoles a otros 250 kilómetros, en Ligüerre, de El Grado a Abizanda por Naval, de Sarvisé a Escalona, de Lanave a Boltaña, de Tolva a Castigaleu, de Lascuarre a Arén, de Benabarre a Laguarres, de Graus al valle de Arán, de Benasque a Ampriu, de Bielsa al parador, de Plan a Gistaín y de Salinas a Castejón de Sos.

En Teruel estaban afectados diversos tramos en Gudar (A-228), Cedrillas (A-226), Cañada Vellida (N-240), Monterde de Albarracín (A-2515) o La Puebla de Valverde (TE-V-8011).

Video:As debemos poner las cadenas cuando hay nieve
Más noticias sobre nieve aquí.

Etiquetas
Comentarios