Despliega el menú
Huesca

La familia del matrimonio octogenario no encuentra explicación a su muerte

El círculo más cercano rechaza la idea del suicidio. El funeral por Felipe Moreno y Lidia Salinas se celebra este miércoles en la catedral de Barbastro.

La casa donde vivian los ancianos en Barbastro
La casa donde vivian los ancianos en Barbastro
José Luis Pano

Los barbastrenses han arropado a los familiares y amigos de Felipe Moreno y Lidia Salinas, el matrimonio octogenario que fue hallado muerto el domingo en la cocina de su domicilio con heridas de arma blanca. El tanatorio de la Funeraria Valle de Barbastro ha acogido durante todo el martes a numerosos allegados a esta familia, muy conocida en la ciudad, que les ha transmitido su pésame. El entorno más directo no encuentra explicación a la muerte de Felipe Moreno, teniente coronel jubilado, y su mujer.

La Guardia Civil sigue trabajando intensamente en las investigaciones y está recabando la información que puedan aportar los cinco hijos del matrimonio, que han ido a declarar. Todas las líneas de investigación siguen abiertas, como recalcan fuentes cercanas a este extraño caso. Desde el entorno más próximo rechazan la idea de un suicidio pactado, una hipótesis que comparten los responsables de la investigación. Lo que sí está sobre la mesa es un posible caso de violencia de género.

Cabe recordar que el marido, de 89 años, tenía una demencia incipiente, si bien, como cuentan personas cercanas, nada hacía pensar que el estado de salud del matrimonio fuera tan delicado para plantearse la opción de acabar con sus vidas.

Los vecinos del número 4 de la calle Academia Cerbuna tampoco escucharon gritos ni forcejeos en la vivienda. Esto coincide con el hecho de que en la casa no había signos de un asalto ni se habían forzado puertas ni ventanas, pero tampoco significa, según los expertos, que se pueda descartar totalmente la intervención de un tercero o el móvil del robo. De momento, la Guardia Civil no ha realizado ninguna detención ni existe por el momento sospechas acerca de la posible participación de una tercera persona.

La pareja llevaba una vida social aparentemente normal, paseando por el centro de la ciudad y acudiendo a establecimientos hosteleros.

Otra duda que arroja este caso es el tiempo que pudieran llevar muertos. La última vez que un familiar los vio con vida, un nieto, fue el viernes, por lo que la muerte podría haberse producido a lo largo de este fin de semana. La autopsia, practicada el lunes, arrojará datos sobre ellos, aunque se ha decretado el secreto de las actuaciones.

Cabe recordar que los cuerpos fueron hallados por un hijo, residente en Barbastro, pasadas las 17.00 cuando acudió a visitarlos a su domicilio. El hijo se encontró una escena dantesca con sus padres yaciendo en la cocina con importantes heridas de arma blanca en el cuello que les provocaron la muerte.

El funeral por el matrimonio tendrá lugar este miércoles a las 11.00 en la catedral de Barbastro.

Etiquetas
Comentarios