Despliega el menú
Huesca

UGT pide aclarar las causas del atropello mortal de un operario de la A-23 en Gurrea

El sindicato lamenta el accidente laboral que le costó la vida a un vecino de Quicena de 46 años y heridas graves a su compañero, de la misma edad y residente en Almudévar. Es el primer siniestro mortal en la construcción este año

Dos agentes de la Guardia Civil, junto al lugar donde se produjo el atropello mortal
Dos agentes de la Guardia Civil, junto al lugar donde se produjo el atropello mortal
Rafael Gobantes

UGT Aragón lamenta el accidente laboral que le costó la vida el martes a un trabajador de mantenimiento de la A-23, en Gurrea, y heridas graves a otro compañero cuando realizaban tareas de conservación en la calzada y fueron atropellados por un camión. El fallecido era un vecino de Quicena de 46 años. Su compañero, de la misma edad, reside en Almudévar.

El sindicato pide que se esclarezcan «con celeridad» las causas por parte del Instituto Aragonés de Salud y Seguridad Laboral y la Inspección de Trabajo. Y también reivindica «condiciones de trabajo seguras, estables y de calidad para minorar en la mayor medida posible la exposición al peligro de atropello».

El sindicato recuerda que es el primer fallecido de 2018 en la construcción, sector que cuenta con 399 accidentes en jornada durante los tres primeros meses de 2018, lo que supone un incremento del 8,13% con respecto a 2017.

UGT incide en que este accidente demuestra la peligrosidad que conlleva trabajar en las tareas de mantenimiento de la calzada "donde las condiciones de seguridad son necesarias e imprescindibles".

Por ello, reclama medidas preventivas adecuadas como estar protegidos por las biondas siempre que sea posible, que se respeten las distancias de seguridad para las zonas de trabajo y que la ropa de trabajo sea de alta visibilidad y con bandas retrorreflectantes. Además durante la realización de las tareas de establecimiento, mantenimiento y retirada de señalización ocasional, los trabajadores deberán contar, a su juicio, con los siguientes medios: señales, paneles con postes, conos de balizamiento, balizas luminosas, vehículo portador de señales con giro faro, vehículo de preseñalización con giro de faro y señales luminosas.... Todo ello "con la finalidad de que los puntos en los que operan resulten fácilmente visibles para los conductores y así evitar atropellos", resaltan. Además, destacan la necesidad de que durante las tareas en la calzada estén protegidos por el vehículo de preseñalización y por el vehículo portador, debiendo realizar los trabajos entre ambos.

Hasta marzo de 2018 se han producido en Aragón 10 muertes por accidentes de trabajo, ocho de ellas en jornada laboral y dos en accidentes in itinere.

Etiquetas
Comentarios