Huesca
Suscríbete por 1€

Multan al cura de Alcolea de Cinca tras reparar los daños de las cigüeñas en la iglesia

El colectivo SEO/BirdLife interpuso una denuncia contra el religioso por provocar molestias a las aves durante su época de reproducción y la muerte de un ejemplar.

La parroquia oscense de Alcolea de Cinca se ha visto obligada a pagar una multa de 500 euros tras reparar los daños ocasionados por 38 nidos de cigüeña blanca alojados en el tejado y en la torre de su iglesia a principios del año pasado.

La acción se llevó a cabo como una medida preventiva, para evitar daños estructurales en el templo, pero ha acabado con una sanción económica contra el párroco de la localidad. 

La iglesia, dedicada a San Juan Bautista, se levantó en 1767. Al parecer, la reparación de su techumbre en el año 2000 atrajo a las cigüeñas hasta sus aposentos y en los últimos años, el anidamiento de estas aves ciconiiformes de gran tamaño se había convertido en algo “masivo”.

Aunque desde la parroquia se habían solicitado medidas a la DGA y se habían instalado algunas torres para que las aves anidasen allí, éstas no resultaron fructíferas. 

La polémica se desató en la localidad cuando, tras algunos daños en la cubierta del templo, la retirada de los nidos se hizo efectiva en abril de 2013. Mientras algunos vecinos defendían y apoyaban la decisión de su párroco, José María Huerva, colectivos conservacionistas de aves como SEO/BirdLife cuestionaban la retirada de los nidos y las obras en plena época de reproducción de las cigüeñas. 

El colectivo SEO/BirlLife interpuso una denuncia contra la parroquia en la que se cuestionaba el tiempo de los trabajos y denunciaban la muerte de uno de los ejemplares a causa de la instalación de un sistema electrificado. 

Una multa de 500 euros

Hace escasos días, el Director del Servicio Provincial de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente de Huesca resolvía la cuestión interponiendo una sanción de 500 euros al párroco por ser el responsable de un daño ambiental. Se le imputa la comisión de una infracción leve, ya que según la Resolución firmada por el Director del Servicio provincial, se habrían “provocado molestias a varias cigüeñas blancas en época de reproducción”.

En el informe técnico oficial emitido por técnicos del propio Servicio Provincial de Medio Ambiente de Huesca se informa de que: “El párroco de dicha iglesia acometió unas obras en el tejado en abril de 2013, en plena época reproductora de la cigüeña, sin autorización del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental, lo que ha provocado molestias a la cigüeña en el lugar y en la fase más crítica de su ciclo biológico, que ha podido causar la muerte de algunos pollos por falta de incubación adecuada”.

El colectivo SEO BirdLIfe ve “insuficiente” la sanción

Por su parte, el colectivo ecologista califica en un reciente comunicado como “insuficiente” la sanción contra el religioso, porque defiende que el director del Servicio Provincial de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente “no atiende a los informes de sus propios técnicos, que valoraron los daños causados en 13.480 euros”.

Además, los conservacionistas no consideran “menos grave” la decisión del párroco de instalar un dispositivo de descargar eléctricas para ahuyentar e impedir el regreso de las aves, y que provocó la muerte de un ejemplar. 

Por su parte, desde Alcolea de Cinca, el párroco, que con resignación ya ha pagado la sanción, no quiere hacer declaraciones al respecto porque no quiere “darle más bombo al asunto” defendiendo que “todo está zanjado ya”.

Etiquetas