Huesca
Suscríbete por 1€

Las obras, a plena vista

Los comerciantes prescinden de las lonas que ocultan las obras del Coso para ganar visibilidad.

Un tramo del Coso Bajo que conserva las lonas frente a locales vacíos.
Las obras, a plena vista

Las obras para la peatonalización del Coso ocuparán a comienzos de la semana que viene un nuevo tramo, el comprendido entre el cruce con los Porches de Galicia y la calle Moya. Sin embargo en esta ocasión, como han adelantado desde la Asociación de Comerciantes de Huesca, no se colocarán las lonas decorativas que se instalaron en Navidad para animar las compras en el Coso Bajo, donde todavía están actuando las máquinas. La decisión se ha tomado, según explica Vicen Mateo, portavoz de la asociación, porque impide que puedan verse los establecimientos de una acera a otra. “Las aceras del Coso Alto son más anchas, pero los comerciantes piden que sus tiendas sean visibles de un lado a otro de la calle, por eso hemos decidido no instalar las lonas”, señaló Mateo.

En el Coso Bajo se colocaron en noviembre del año pasado y permanecieron tan solo alrededor de un mes por este mismo motivo. “Se trata de un tramo más estrecho, quedaba todo más encajonado y al final, se decidió quitarlas. Ahora están solo en aquellos locales que permanecen cerrados”, señaló Mateo. El coste de estas láminas de plástico de grandes dimensiones fue de 6.000 euros, procedentes de un convenio entre la Asociación y el Ayuntamiento de Huesca. Se colocaron también tres paneles informativos donde los comercios afectados pueden colgar publicidad y ofertas especiales durante el periodo de obras. Si bien dos de ellos mantienen los anuncios, el que se encuentra en la entrada de calle Padre Huesca es víctima a diario del vandalismo. “Si los carteles se ponen por el día, son arrancados por la noche y llega un momento en el que te cansas del poco civismo de la gente. No merece la pena hacer nada”, lamenta la portavoz de la Asociación de Comerciantes.

A lo largo de esta semana está previsto que comience a colocarse el vallado de protección en este nuevo tramo de obras, que afectará a un total de ocho comercios. Mientras, en el Coso Bajo se está procediendo ya a apisonar el firme de la nueva calzada peatonal, para pasar después a colocar las baldosas. Entonces ya será posible caminar por el centro de la vía y se procederá al arreglo de las aceras. Esta zona comercial irá volviendo así poco a poco a la normalidad, después de una temporada de obras que ha sido para ellos, “molesta, como sabe cualquiera que haya tenido obras en su casa”. Se espera que para finales de julio, antes de de que den comienzo las fiestas de San Lorenzo, esté todo finalizado.

Nuevo itinerario por las obras

El Ayuntamiento de Huesca ha establecido además un nuevo itinerario para el tráfico rodado a partir del lunes a causa de las obras del nuevo tramo del Coso. De este modo, en vez de entrar por la calle Miguel Servet para salir por la calle Moya, los conductores deberán tomar la Avenida de Monreal y de allí, la plaza de Lizana y la calle Sancho Abarca, evitando así el giro por Coso Alto. A aquellos vecinos y comerciantes que no cuenten con acceso autorizado se les permitirá el paso mientras duren los trabajos, sin que tengan que realizar ninguna gestión en la Oficina de Movilidad. Para carga y descarga se podrá operar en los Porches, Miguel Servet y la calle Moya, según el itinerario marcado.

Etiquetas