Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Aragón

¿A Santiago desde Canfranc?

La propuesta de la DGA de trasladar de Somport a Canfranc el arranque del Camino de Santiago choca frontalmente con la historia del trazado aragonés.

Obras en la Estación de Canfranc
Obras en la Estación de Canfranc
HERALDO

La semana pasada, el responsable de Obras Públicas del Gobierno de Aragón, Rafael Fernández de Alarcón, anunció la intención de proponer que el trazado aragonés del Camino de Santiago arrancase de manera 'oficial' desde la estación de Canfranc. Una iniciativa, señaló el consejero, que se haría efectiva si el cabildo de Santiago de Compostela daba el visto bueno. 

En la monumental estación, que está siendo objeto de varias reformas para dotarla de un uso museístico, se realizaría el acondicionamiento de un pequeño albergue que sirviese de punto de partida de los más de 800 kilómetros que separan el pirineo aragonés de la capital gallega.

No parece esta la opción más respetuosa con la historia. El inicio tradicional de la vía se encuentra desde hace siglos (anteriormente, hasta el siglo XI, el acceso se hacía por el puerto de Palo) casi siete kilómetros arriba, en el puerto fronterizo de Somport. A través de él, del mismo modo que ocurre en Navarra con Roncesvalles, miles de caminantes franceses han entrado en la Península Ibérica con un destino común.

Los amigos del Camino y los vecinos de las localides que lo atraviesan no encuentran motivo para perder los primeros pasos en territorio aragonés. No hay respaldo que sustente esta iniciativa, que suprimiría toda continuidad del Camino Francés.

Mantener el inicio, potenciar la estación

"Lo lógico sería mantener el inicio del camino aragonés en el puerto de Somport, y a la vez potenciar la vía tolosana estableciendo un punto emblemático de información y de acogida del peregrino como los que existen en otros tramos", argumentan desde la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Jaca, la principal agrupación jacobea de Aragón.

En el desempeño de ese papel sí entraría, según los cálculos de la asociación, el gran edificio del Pirineo central, que serviría de verdadero atractivo para peregrinos de otros territorios. Actualmente, los servicios de información al peregrino y el sellado de la credencial se efectúan en la oficina de turismo que se encuentra frente a la estación, si bien tiene un horario y unas prestaciones limitadas.

Una etapa de la mano del río Aragón

La primera etapa, que conecta el puerto de Somport con Jaca, constituye una prueba física exigente, pero de una belleza indiscutible. De la mano del río Aragón, el peregrino se enfrenta a una jornada con un fuerte desnivel negativo, en lo que se denomina una jornada 'rompepiernas'. A través de los 31,5 kilómetros que separan el albergue del alto del puerto de la capital de la Jacetania, el camino transcurre entre parajes pirenaicos, partiendo desde una altura superior a los 1.600 metros y concluyendo a unos 800.

Tras pasar Candanchú, la soledad acompaña a los andantes hasta alcanzar la emblemática estación. El pueblo de Canfranc da paso a un largo sendero, envuelto en vegetación, hasta alcanzar Villanúa, Castiello de Jaca y, finalmente, la cabecera de la Comarca. Todo el tramo está salpicado por construcciones de diferentes estilos y épocas, entre las que destacan las ruinas del hospital de Santa Cristina (que se avista poco después de abandonar el Summus Portus).

Pérdida de peregrinos

Desde la asociación jacobea aragonesa lamentan la importante pérdida de peregrinos que está acusando el ramal de la Comunidad en los últimos años. En el año 2004, el 2,25% de quienes llegaban a Santiago de Compostela partían desde Aragón, mientras que el año pasado este porcentaje fue de apenas un 0,52%.

Etiquetas