Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Pirineos

Y ahora viene el deshielo

Temperaturas de 20 grados y espesores de 3 metros de nieve provocarán un rápido deshielo, que llega con los principales embalses del Pirineo al 90% de su capacidad. 

Imagen aérea de Mediano a la altura de AínsaRafael García/Girolibre

Ahora que Aragón ha rebajado el nivel de alerta por la riada, viene el deshielo, lo que obliga a mantener la vigilancia ante la posible crecida de los ríos. Tras la intensas lluvias de los últimos días, esta semana hay una previsión de temperaturas de casi 20 grados en municipios de montaña como Bielsa o Benasque, y ausencia de heladas nocturnas que puedan mantener compactada la nieve, de forma el deshielo primaveral se puede ver acelerado. A estas circunstancias se une la abundancia de la reserva nival en el Pirineo, con más de 3 metros en cotas altas. 

Todavía quedan en toda la cuenca del Ebro 2.948 hectómetros cúbicos equivalentes en forma sólida (alrededor de un 60% pueden transformarse en agua). Esta cantidad es 2,5 veces superior a la medida de los últimos cinco años. Las subcuencas pirenaicas, con 1.619, almacenan casi el 55%. En algunos casos casi triplican las cantidades tanto del año pasado como del último lustro. Donde más reserva nival hay actualmente es en el río Cinca (317 hectómetros equivalentes), una cantidad con la que se podrían llenar casi tres cuartas partes del embalse de Mediano. Le siguen las subcuencas del Ésera (305) y del Aragón (293).     

Ha pasado casi un mes desde el inicio oficial de la primavera, la época de deshielo, y curiosamente las montañas de la cuenca del Ebro almacenan actualmente un 12% más de nieve. En todas las subcuencas del Pirineo se ha producido un incremento.  

 Los meteorólogos advierten de que el deshielo se va a acelerar en los próximos días y que se notará en los ríos, cuando Aragón todavía está sufriendo la crecida del Ebro. Según la Aemet, se va a producir un fuerte aumento de las temperaturas durante toda la semana. Ya se nota este martes. Bielsa se acercará a lo largo de la jornada a los 18 grados de máxima y Benasque, a los 16, pero los termómetros todavía subirán más de cara al sábado. 

El deshielo cogerá a los embalses del Pirineo, los primeros que reciben las avenidas, prácticamente llenos tras las intensas lluvias. Yesa, en la cuenca del río Aragón, se encuentra al 86 por ciento de su capacidad, pero los del Cinca, Mediano y El Grado, están al 94% y 97%, respectivamente. Barasona, en el Ésera, al 96%.

Basta con observar la imagen aérea de Mediano, en la que se puede ver cómo la cola del embalse llega a las puertas de Aínsa, donde confluyen los ríos Ara y Cinca. Desde principios de mes han entrado en esta presa más de 100 hectómetros cúbicos.

Según la Confederación Hidrográfica del Ebro, mientras no se conjugue la subida de las temperaturas con nuevas precipitaciones, el nivel de resguardo mantenido en los embalses será capaz de absorber la avenida. Ese sería el peor escenario, calor y lluvias, como ocurrió en la riada de 2013 en Benasque. Además, cuando lleguen esos caudales al Ebro, la actual crecida ya habrá pasado. El organismo de cuenca ya había extremado la vigilancia ante posibles crecidas provocadas por el deshielo a principios de mes. Fuentes del organismo de cuenca han indicado que no se prevén precipitaciones en los 4 o 5 próximos días. "La fusión nival sola, sin lluvia, no tiene suficiente magnitud para producir un incremento de caudal reseñable de los afluentes de la margen izquierda, donde se acumula principalmente la nieve, ni en el Eje del Ebro", han precisado. Las aportaciones del Gállego o el Cinca son mayoritariamente aguas abajo de Zaragoza, con grandes presas para laminar. Al mismo tiempo, la CHE está realizando maniobras de desembalse para aumentar los volúmenes de resguardo.

Las temperaturas también afectarán al riesgo de aludes. Para el martes y el miércoles y en todas las comarcas, el nivel de peligro es notable (3 sobre 5) por debajo de 2.100 metros, pero por encima se eleva a fuerte, 4. Las lluvias del lunes por debajo de unos 2.000 metros, las escasas y débiles heladas matinales del martes, la elevada insolación y el acusado ascenso térmico hacen que la nieve sea muy inestable, sobre todo a partir del mediodía. La Aemet ha activado la alerta amarilla por avalanchas, que se mantendrá al menos hasta el miércoles.  

 

 

 

 

 

 

 

 





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo