Aragón
Suscríbete por 1€

Zaragoza alega que la ampliación de Plaza beneficia a un promotor privado y su aprobación es nula

Urbanismo subraya que hay 2.000 hectáreas libres y la DGA respalda otro polígono de 242 que impulsa una inmobiliaria. Cuestiona su diseño y avisa de su impacto si se ejecuta.

El vial central, pegado a la autovía de Madrid.
El vial central, pegado a la autovía de Madrid.El Ayuntamiento cuestiona que el único vial que comunica de punta a punta el polígono, desde Ciudad Golf hasta las vías del AVE, discurrra anexa a la A-2 pese a que esa banda de terreno está especialmente protegida en el Plan General ante futuras necesidades de ampliación de la autovía.
 
Google

El Ayuntamiento de Zaragoza sostiene que la ampliación de Plaza es una recalificación de suelo de 242 hectáreas que beneficia a la inmobiliaria que lo impulsa, Wilcox, para que haga negocio. En ese sentido, advierte de que no hay ninguna actividad industrial o logística que justifique el respaldo autonómico, y subraya que hay 2.000 hectáreas disponibles en el término municipal, por lo que rechaza la necesidad de promover otro polígono privado al margen del planeamiento municipal frente a La Peñaza. La DGA declinó ayer dar su versión.

Este es uno de los pilares del duro informe de alegaciones que ha presentado Urbanismo a la aprobación inicial del Plan de Interés General de Aragón (PIGA) de Plaza 4.0, en el que se sostiene la nulidad de pleno derecho de todo el procedimiento. En este sentido, incide en que se ha omitido el "trámite esencial" de dar trámite de audiencia previa al Ayuntamiento, tal y como recoge la Ley de Capitalidad.

Tampoco, añade, ha podido informar con carácter previo a la declaración de interés general ni "participar en la ordenación del territorio" mediante la emisión de un "informe preceptivo previo". Además, si se establecen nuevas cargas o se alteran los sistemas y redes existentes, como así justifica el Ayuntamiento, se deberían fijar desde la ciudad "las cargas que habrá de asumir la ejecución" de Plaza 4.0.

Ante las severas discrepancias, fuentes oficiales del equipo municipal PP-Cs adelantaron este martes que pretenden incluir la ampliación de la plataforma en la próxima comisión bilateral. "Vamos a intentar solucionarlo porque es dañino para la ciudad", indicaron.

Una de las cuestiones centrales del informe es la "envergadura" del nuevo uso industrial que se propone porque, unido a la recalificación del PTR para admitir usos industriales y de la Universidad Laboral para albergar naves logísticas, es "comparable" a lo que supuso en su día Arcosur para el uso residencial. A renglón seguido alude a los "problemas generados", que se tratan de remediar con la imposición de fases para la recepción de su urbanización.

El Ayuntamiento asevera que el impacto sobre el erario será millonario al tener que asumir la urbanización a los diez años de que se termine las obras del polígono, en 2028 si se cumple el plan de etapas propuesto por Wilcox y tras invertir 77,7 millones. De hecho, la propia inmobiliaria establece el coste de mantenimiento en 442.293 euros anuales, un impacto que, a su juicio, justifica el precepto legal de que los municipios "deben participar en este tipo de decisiones sin que puedan imponerse de forma unilateral".

En contraposición a la documentación del PIGA, los departamentos municipales de Planificación y Diseño Urbano y Ordenación y Gestión Urbanística indican que los hipotéticos ingresos por el IBI, 2,4 millones anuales, y por el impuesto de construcción, 20,4 millones, "serían los mismos si las empresas se instalaran en sectores ya previstos por el Plan General".

Rechazo frontal al diseño

Los técnicos municipales son contundentes al afirmar que la ordenación propuesta, de tramitarse en el Ayuntamiento, hubiera motivado informes desfavorables. Y cita cuatro cuestiones: un viario que se apoya en una única calle que recorre el polígono de punta a punta "sin una sola alternativa de circulación", además de tres calles transversales en fondo de saco. "Por si fuera poco", añade, la vía longitudinal va pegada a la A-2 pese a estar la banda anexa a la autovía especialmente protegida en el Plan General ante futuras necesidades ampliación.

No acaban ahí las críticas al diseño de Plaza 4.0, dado que alude a la minoración de las plazas obligatorias de estacionamiento, la dotación de espacios libres en taludes preexistentes y cunetas que impedirían su uso o la inclusión de canales de drenaje a cielo abierto al servicio de la urbanización, "a pesar de lo cual se clasifican como suelo no urbanizable y no como suelo urbanizable". También cuestionan que el porcentaje de suelos dotacionales alcance solo el 24%.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión