Aragón
Suscríbete por 1€

atades

Una peladora de calabaza permite mejorar la eficiencia y trabajar 4 veces más rápido en Gardeniers

La Fundación Internacional de Carrefour y la Fundación Carrefour de España donan 100.000 euros a Atades para comprar una cortadora automática de calabaza y una máquina de rayos X.

La Fundación Internacional de Carrefour y la Fundación Carrefour de España donan 100.000 euros a Atades.
La Fundación Internacional de Carrefour y la Fundación Carrefour de España donan 100.000 euros a Atades.
Guillermo Mestre

Trabajar 4 veces más rápido y pelar calabazas en cuestión de segundos. Los 70 trabajadores del centro especial de empleo de Gardeniers en Mercazaragoza han experimentado estos días un cambio sustancial en su modo de preparar algunas de las conservas que elaboran gracias a la compra de una peladora automática de calabaza que permite pelar 1.000 kilos al día frente a los 250 que se pelaban a mano, es decir, ahora van 4 veces más rápido.

Esta compra se ha podido realizar gracias a la alianza entre la Fundación Internacional de Carrefour y la Fundación Carrefour de España, que han donado 100.000 euros a Atades para la compra de material industrial para sus centros especiales de empleo.

“Esta donación nos va a permitir reforzar las inversiones de los proyectos de inserción laboral relacionados con actividades agroindustriales”, ha dicho Félix Arrizabalaga, gerente Atades. “Con ese dinero hemos podido adquirir una peladora de calabaza y una máquina de rayos X que permiten una mayor eficiencia y una mejora en la seguridad alimentaria”, ha explicado Arrizabalaga.

Para María Cid, directora Fundación Solidaridad Carrefour, con esta nueva maquinaria los trabajadores de Gardeniers “han pasado de pelar a mano 14.000 kilos de calabaza a hacerlo con una cortadora lo que profesionaliza mucho el proceso y les vuelve más competitivos en el mercado ordinario”. 

No solo eso, la donación ha permitido además la adquisición de una máquina de rayos X para esta misma planta de producción de conservas, de un molino para producir harina y cereal de legumbre en el proyecto de inserción laboral ‘Cielos de Ascara’ en Jaca y de una deshidratadora para el proyecto ‘Laderas del Moncayo’, en Tarazona dedicado al cultivo de hongos y setas.

Agiliza el proceso y evita accidentes

En la nave de Gardeniers que tiene Atades en Mercazaragoza trabajan 70 personas con algún tipo de discapacidad. Allí se procesa el producto fresco, “tanto para servir directamente a colegios, guarderías y empresas los solicitan. Pero también elaboramos con ese producto, cremas de verduras, tomate, conservas vegetales y mermeladas”, explica José Antonio Domingo, director de la planta de Gardeniers en Mercazaragoza. 

Esta donación les ha permitido ser más eficientes en su trabajo. “No es lo mismo pelar una calabaza a cuchillo, como se hacía antes, que pelarla con máquina. Lo único que hacemos ya es trocearla”, dice Domingo. “Esta máquina agiliza mucho el proceso porque la calabaza tiene una piel dura y además evita accidentes”, afirma el director de la planta. 

Por otra aparte, la máquina de rayos X “nos garantiza seguridad alimentaria. Antes teníamos un detector de metales y ahora este nuevo equipamiento que detecta cualquier cuerpo extraño”, asegura Domingo.

Un trabajo "gratificante"

Héctor Grima tiene 34 años y lleva 8 años trabajando en Gardeniers. Aquí prepara pedidos y elabora las conservas. “Estamos haciendo una crema de calabaza con manzana y puerro. Antes pelábamos a mano y tardábamos mucho, te estresabas y te creaba impotencia”, relata este trabajador de este centro especial de empleo. “Ahora la máquina las va pelando y se agradece porque vas más rápido. Se pela en segundos. Creo que es un avance”, asegura Grima.

Para María Herrero, de 39 años, “la máquina ayuda bastante cuando tienes que pelar 900 kilos de calabaza”. Aunque para María, que está en Gardeniers desde hace 5 años, eso no es lo más importante. “Trabajar aquí para mí es una gratificación. El levantarme y saber que vengo a trabajar me hace estar muy contenta”, dice Herrero. “Me deprimo más cuando llega el fin de semana que cuando es entre semana y sé que tengo que acudir a mi puesto de trabajo”, asegura.

En los centros especiales de empleo de Atades hay trabajando en la actualidad más de 400 personas con discapacidad a las que la entidad ayuda a incorporarse al mercado de laboral.

El objetivo de esta colaboración con Carrefour “es mejorar nuestra capacidad productiva y de transformación que repercute en la estabilidad del empleo y poner en marcha nuevas vías de trabajo y proyectos relacionado con la agricultura ecológica. Si crecemos en proyectos, crecemos en oportunidades”, afirma Feliz Arrizabalaga. 

Actualmente “se trabaja para poder exportar y abrir mercados internacionales. Hemos tenido experiencia en Alemania y se están estudiando nuevas vías”, asegura el gerente de Atades. La producción conservera de Gardeniers en lo que llevamos de 2022 es de 350.000 botes mientras que la producción en el campo ha sido de 325.000 kilos de productos frescos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión