Aragón
Suscríbete por 1€

Empleo

El sector turístico del Pirineo acelera el cierre de las plantillas a la espera de la nieve

Los empresarios esperan abrir la temporada de esquí para el puente, que tiene un 30% de reservas por ahora.

Estación de esquí Astún-Candanchú.
Estación de esquí Astún-Candanchú.
Pablo Segura

La cuenta atrás para la temporada turística de invierno ya se ha puesto en marcha. Y aunque la nieve solo resiste en las cumbres más altas del Pirineo, los empresarios del sector están acelerando ya las contrataciones para cerrar sus plantillas con antelación. Durante la última campaña se firmaron 7.300 nuevos contratos del sector servicios en las principales zonas a pie de pistas.

"Estamos contratando ya con la convicción de que para el puente va a haber nieve. Porque si apuras demasiado, luego la gente ya está trabajando y tienes problemas para encontrar personal", reconoce Pedro Marco, gerente del Hotel Oroel y del Gran Hotel de Jaca, además del restaurante Corbacho.

También en Benasque "estamos todos preparándonos con la contratación de personal igual que cualquier otro año, pensando en que va a ser un invierno bueno", afirma José María Ciria, propietario del Hotel Ciria y presidente de la asociación de empresarios turístico del valle. Tras unas cortas vacaciones, él reabrirá su establecimiento el 18 de noviembre "con todas las consecuencias".

Mientras, Amparo Lecumberri, propietaria del Hotel Edelweiss de Candanchú, asegura que ya tienen la plantilla cerrada para la próxima temporada con la vista puesta en abrir el 2 de diciembre si hay nieve para inaugurar la campaña de esquí. "A última hora te suele fallar un 20% de la gente que tenías ya apalabrada así que siempre tienes que tener a alguien en la reserva", explica.

Asegura que este año se han disparado los demandantes de empleo y en su caso, ofrecen alojamiento compartido a los trabajadores en cuatro apartamentos propios "porque si no es impensable que alguien se quede a hacer la temporada ya que no pueden encontrar un sitio que sea asequible a un sueldo normal".

En el Balneario de Panticosa, la mayor parte de la plantilla es estable durante todo el año aunque tienen previsto recuperar a los fijos discontinuos para reforzar la temporada de invierno "independientemente de que nieve o no, aunque al final parece que sí va a nevar", señala confiado su director, Jesús González.

"Rezamos para que nieve"

Todos ellos están confiados en poder estrenar la temporada de esquí para el macropuente de la Constitución y de la Inmaculada con nieve suficiente. "Ahora mismo no hacemos otra cosa que mirar el tiempo. Estamos rezando todo lo que podemos porque es fundamental empezar la campaña en el puente. Porque si no hay nieve a pie de pistas, en Jaca y el resto del valle del Aragón podrán tener una ocupación alta, pero aquí se cancelará todo", augura Lecumberri. Aun así, dice ser optimista ya que anuncian nevadas para finales de esta semana. Y es que también recalca "es importante que empiece a nevar ya a partir del día 20 de noviembre para animar las reservas, que apenas llegan al 30%".

En este sentido, José María Ciria se muestra tranquilo "porque solemos tener unos otoños de buen tiempo y luego de pronto cambia el tiempo y se pone a nevar, como pasó hace una semana y media aunque no sirviera para mucho". Está esperanzado porque las temperaturas ya han bajado (Benasque marcó ayer la mínima de todo Aragón con -0,1 grados) "y a nada que llueva, como Cerler tiene mucha altura, en las zonas altas caerá nieve". A estas alturas las reservas están "flojas" para el puente "pero si nieva, vendrán los esquiadores y si no, lo harán otros turistas que harán la reserva a última hora, cuando vean si va a hacer buen tiempo", dice.

Por su parte, Jesús González también reconoce que la meteorología influye "mucho" en las reservas "porque si la temporada de nieve comienza bien, serán muy altas desde el principio, como ocurrió el año pasado".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión