Aragón
Suscríbete por 1€

Los universitarios, preocupados ante las medidas de ahorro energético: "Vamos a pasar frío"

La Universidad de Zaragoza publicó este martes las medidas para reducir la factura durante este curso académico. 

Los universitarios, preocupados ante las medidas de ahorro energético
Los universitarios, preocupados ante las medidas de ahorro energético
H. A.

Amaya Gil de Gómez tiene 26 años y está cursando 3º de Fisioterapia en la Universidad de Zaragoza después de haber terminado CCAFD (Ciencias de la Actividad Física y del Deporte) en el campus de Huesca. Cuando comenzó el curso, los profesores informaron a los estudiantes de cómo les iba a afectar las medidas de ahorro energético para este invierno. "Nos han dicho que este año no vamos a tener calefacción ni en clase ni en aulas de prácticas", lamenta la joven.

El principal problema, según Gil de Gómez y su compañera de clase Elen Kocharyan, está en las aulas donde practican diferentes técnicas de fisioterapia. "Al fin y al cabo en las clases teóricas nos podemos abrigar, pero en prácticas tenemos que quitarnos prendas para poder realizarlas. Con frecuencia tenemos que estar en pantalones cortos y top deportivo, o incluso descalzos. Vamos a pasar frío y va a ser un problema importante porque es insostenible. Es injusto para todas las carreras porque pasamos muchas horas en la universidad, pero para la nuestra todavía más porque trabajamos con las manos y estamos con poca ropa", denuncian. 

"No creo que una medida de ahorro energético sea hacer pasar frío a los alumnos en la Universidad", critica Kocharyan

Amaya Gil de Gómez junto a Elen Kocharyan en la puerta de la facultad de Ciencias de la Salud
Amaya Gil de Gómez junto a Elen Kocharyan en la puerta de la facultad de Ciencias de la Salud
H. A.

A los alumnos de ADE (Administración y Dirección de Empresas)  también les han dado a entender que van a "pasar frío" este invierno. "Nos pusieron en precedentes en la charla de comienzo de curso. Nos han sugerido que la calefacción no se va a encender mucho", reconocen Violeta García y Victoria Boix. Otras compañeras de carrera, como Marta García, Carla Aranda, Marta Almazán y Belén Ariza sostienen que no es "justo" el plan de ahorro energético. "Llevamos más de un año tirando dinero al tener las ventanas abiertas y la calefacción a tope por la covid. Y ahora vamos a tener que estar incómodos en el aula", aseguran

Por su parte, a los estudiantes de Magisterio les reunió el decano de la Facultad para informarles de la situación. "Nos han dicho que como máximo va a haber 19 grados en las aulas por lo que nos han avisado de que vayamos abrigados porque las primera horas del día hará más frío. La calefacción solo la encenderán en horario lectivo", asegura Violeta Marín, de 4º de Magisterio. Su compañero, Alberto Traid, considera sin embargo que es una medida "necesaria": "La sociedad tiene que asumir la responsabilidad de que tenemos que reducir el gasto energético y por eso podría ser una buena acción", apunta. De opinión similar es su compañera de clase María Salas. "La medida puede estar bien si no se abren las ventanas. El año pasado se perdió dinero al tener la calefacción enchufada con todo abierto", reconoce.

Alberto Traid, Violeta Marín y María Salas, en la Facultad de Educación.
Alberto Traid, Violeta Marín y María Salas, en la Facultad de Educación.
Ha

La Universidad de Zaragoza publicó este martes las medidas de contención para este curso académico. "Chequear las temperaturas de consigna en los termostatos que deben situarse a 19°C en caso de calefacción o 27° en caso de refrigeración en aquellos espacios que dispongan de termostatos manipulables por el usuario", exponen desde el campus público.

Además, los equipos de calefacción móviles y particulares están "prohibidos". El personal deberá comprobar que las ventanas están cerradas en todas las aulas, seminarios, pasillos y cualquier otro espacio antes del cierre del edificio. Además, las conserjerías deberán promover y asegurar que se bajan las persianas y se cierren en todas las aulas, para reducir las pérdidas de calor en horario nocturno.

Las diferentes acciones pretenden que se están llevado a cabo durante este año pretenden ayudar a reducir en unos 3 millones de euros la desviación del gasto energético de la Universidad que, si no se acomete ninguna acción, puede suponer un importe próximo a los 8 millones de euros en el ejercicio 2022.

Cambio de horario en las facultades

Las medidas de ahorro energético también afectan a los horarios de las facultades. "Cierran dos horas antes y eso no solo afecta a que no podemos estar en la biblioteca más horas sino también a que tenemos horarios muy dispersos durante el día. Como estamos tres grados en el mismo edificio -Enfermería, Terapia Ocupacional y Fisioterapia- no hay aulas suficientes, y hay días en que nos hacen ir tres horas por la mañana, descanso de cinco horas y volver después", critican Gil de Gómez y Kocharyan, que asegura que de esa manera es complicado compaginarlo con el estudio e incluso con el trabajo, como es su caso.

Kocharyan asegura que el cambio de horarios va a incidir especialmente en el alumnado en el periodo de exámenes. "No todos tenemos un piso en el que se esté en silencio, y hay gente que necesita las bibliotecas y van a estar cerradas durante horas que suelen ser de estudio", apunta.

Los horarios también se han modificado en la Facultad de Economía de Gran Vía, donde el año pasado, el turno de mañana comenzaba a las 9.00 y este se ha adelantado a las 8.00. "Por la noche se cierra una hora antes el edificio. No supone un gran problema, lo único que los del turno de tarde no tienen casi tiempo para comer, pero no es un gran inconveniente", sostiene Aranda. En el campus Río Ebro, la Facultad de Economía se cierra dos horas antes que el año pasado, a las 19.00.

Con esta medida, la Universidad de Zaragoza pretende que se trabaje "con luz natural para aprovechar el aporte lumínico exterior al máximo".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión