Aragón
Suscríbete por 1€

UAGA valora las ayudas directas a la fruta dulce pero lamenta que se haya excluido al almendro

La organización agraria advierte que la cuantía resulta "muy escasa" ante las pérdidas que provocaron las heladas.

Almendros afectados por la helada en los que no hay nada de fruto.
Almendros afectados por la helada en los que no hay nada de fruto.
D. A.

Los agricultores llevaban desde el pasado mes de abril esperando que el Gobierno aragonés comunicase la convocatoria de ayudas con la que hacer frente a la crisis de rentabilidad que arrastra el sector desde el veto ruso, agravada este año por unas intensas heladas que arrasaron el 80% de la producción. Y la esperaban sin perder de vista la ya publicada por el Gobierno catalán para compensar las pérdidas de la fruticultura en la comunidad vecina, esperanzados no tanto en igualar la cuantía sino con la esperanza de que Aragón también incluyera en dichas compensaciones a los productores de almendra.

La esperada orden "de bases reguladoras para la concesión excepcional de una ayuda directa por superficie a las explotaciones de fruta dulce de Aragón, para compensar las dificultades económicas generadas por la guerra en Ucrania", como así se denomina, fue publicada por la consejería de Agricultura el pasado miércoles en el Boletín Oficial de Aragón, con lo que se abre el plazo para solicitar hasta el próximo 13 de octubre dichos apoyos, a los que solo podrán acceder, eso sí, aquellas explotaciones que cuenten con seguro agrario. Para estas ayudas directas el Gobierno destinará 4 millones de euros de fondos propios y el importe máximo de la ayuda por explotación será de 6.550 euros.

UAGA valora las subvenciones. "Llevamos pidiendo apoyo desde 2014 y nos han dado de todo menos ayudas directas", reconoce Óscar Moret, responsable del sector frutícola en la organización agraria, que reconoce que además estos montantes llegan en un momento presupuestario muy complicado. "Y eso también hay que ponerlo en valor", señala.

Pero Moret advierte que tanto la dotación presupuestaria de la orden como los importes fijados por hectárea "se quedan escasos" para cubrir las necesidades de liquidez del sector que a la crisis de rentabilidad que soporta desde 2014 ha tenido que sumar los daños ocasionados por la borrasca Ciril, que provocaron una merma del 80% de la cosecha. El representante de UAGA añade además que "alguna vuelta habrá que darle al seguro agrario si cuando hay adversidades hay que ir a solicitar ayudas a la administración".

Lamenta además UAGA que estas ayudas hayan dejado fuera a las producciones de almendro, que no podrán acceder a las ayudas porque su nivel de aseguramiento agrario es mínimo. "Este sector también sufrió el envite de las heladas que provocaron la pérdida del 80% de su producción", recuerda la organización agraria, que advierte que el almendro en secano es un cultivo tradicional en algunas zonas de Aragón y supone un "importantísimo complemento económico" para los profesionales agrarios. Por eso, UAGA insiste en que seguirá reivindicando medidas para el sector de frutos secos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión