Aragón
Suscríbete por 1€

economía

La cuesta de enero empieza en septiembre este año: "Va a ser un invierno complicado"

Los hogares afrontan la vuelta a la actividad con la factura de la luz en máximos, el IPC subiendo a dos dígitos y las hipotecas más caras, aunque llega también con descuentos en el transporte y sigue el de la gasolina.

Mercado Central de Zaragoza.
Mercado Central de Zaragoza.
Toni Galán

El mes de septiembre comienza con las facturas de los hogares en máximos en una vuelta al cole que se acerca más a una cuesta de enero adelantada. La alimentación, la luz, el gas y las hipotecas siguen encareciéndose aunque también se estrenan medidas para intentar aliviarlas como los descuentos en el transporte público y se mantiene el de 20 céntimos en el litro de gasolina. Este mismo jueves, el Gobierno ha anunciado una bajada del IVA del gas del 21 al 5% a partir de octubre.

Los precios siguen desbocados con subidas del 10,4% en agosto a nivel nacional, dato adelantado de la inflación que es cuatro décimas mejor que el mes anterior, pero que sigue suponiendo un esfuerzo para los presupuestos familiares. En Aragón, el IPC se incrementó por encima de la media en julio, hasta un 11,4%.

"El escenario es más negativo que hace dos meses" (Eduardo Bandrés, catedrático de Economía Aplicada)

"El escenario es más negativo que hace dos meses", reconoce Eduardo Bandrés, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Zaragoza. "La previsión de desaceleración puede llegar a una tasa negativa", advierte sobre la recta final del año.  Se espera que la economía crezca menos en el último trimestre e incluso que retroceda, sobrevolando el temido fantasma de la recesión, que también amenaza Europa. La invasión rusa de Ucrania y sus efectos económicos unidos a las subidas de tipos de interés que se esperan ya este mes serían los factores más determinantes. Con ellos sube el euríbor y se encarecen las hipotecas.

Crecimiento a la mitad

Con todo, espera que el crecimiento medio del año sea positivo, en torno al 4% "por el  efecto arrastre de los otros trimestres", apunta el economista aragonés. Así, el turismo está empujando el crecimiento entre julio y septiembre. Pese a ello, "las previsiones de 2023 son de mitad de crecimiento, al 2%", indica. Y ello si no se recrudecen otros problemas como los de suministro en Europa o la política monetaria "más dura" que se está atisbando. "Van a volver a subir los tipos en septiembre, la cuestión es cuánto se van a encarecer los préstamos", plantea. Pagar la cuota de la hipoteca resultará más gravoso.

"Antes con 80 euros llenábamos el carro y ahora nos cuesta 110" (Isabel Aguirre y Arnoldo Gríos, pareja con dos hijos)
Isabel Aguirre y Arnoldo Gríos, pareja con sus dos hijos de compras en el Mercado Central de Zaragoza.
Isabel Aguirre y Arnoldo Gríos, pareja con sus dos hijos de compras en el Mercado Central de Zaragoza.
H. A.

"La subida se nota en todo", reconocen Isabel Aguirre y Arnoldo Gríos, pareja con dos niños pequeños que acuden este miércoles a hacer la compra del mes al Mercado Central de Zaragoza. "Antes con 80 euros llenábamos el carro y ahora nos cuesta 110", calculan, y eso que eligen este lugar porque han comprobado que les resulta más económico. Los gastos del mes crecen con los productos que necesitan sus dos hijos, Matías y Santiago, de poco más de un año, con la compra de pañales, leche materna, etc.

Su factura de la luz también ha registrado un incremento mensual, de unos 100 a 170 euros, calculan. "Ha subido mucho. No hemos encendido el aire acondicionado", comentan sobre el cambio de hábitos este verano, pese a las continuas olas de calor. Lo que alivia su presupuesto es que no tienen gasto de guardería porque se organizan con el apoyo de la familia y como los dos tienen trabajo esperan no necesitar hacer más ajustes en su economía. 

Loading...
"Nos están metiendo el miedo en el cuerpo pero igual luego, como nos lo pintan como que va a ser una catástrofe, vemos que no ha sido tan malo" (Ángel Puig, autónomo)

"Está todo muy calmado, es temprano todavía", comenta Ángel Puig, carnicero de uno de los puestos del mercado. Cree que todavía no se nota el efecto de los malos indicadores. Algunos de los puestos del mercado acaban de reabrir tras las vacaciones. "Septiembre es siempre un mes tranquilo porque la gente llena la nevera pero luego está más pendiente de otros gastos como el colegio y los libros", apunta. En la actual crisis reconoce que no ha quedado más remedio que subir los precios de los alimentos. "Nos sube la luz, el género, el transporte, la gasolina, todo está más caro", enumera sobre los costes que afrontan los negocios. Calcula que el recibo le ha subido un 40% y afirma que "no puedes vivir sin luz", en su caso, para las cámaras frigoríficas en las que guarda la carne.

Ángel Puig, carnicero del Mercado Central de Zaragoza.
Ángel Puig, carnicero del Mercado Central de Zaragoza.
Toni Galán

Lleva 35 años en el mercado y confiesa que con las sucesivas crisis le ha tocado vivir "de todo", pero "desde que hemos empezado el covid ha cambiado todo". Confía en que finalmente las previsiones más negativas no se cumplan. "Nos están metiendo el miedo en el cuerpo pero igual luego, como nos lo pintan como que va a ser una catástrofe, vemos que no ha sido tan malo", espera.

José Ángel Oliván, presidente de la asociación de consumidores Ucaragón, comparte la opinión de que "el mes de septiembre va a ser menos de lo que nos están diciendo. El impacto va a ser mayor porque las vacaciones han sido más caras, porque todo ha sido más caro", pero cree que queda ahorro en los hogares. "Lo que no va a ocurrir es que bajen los precios, pero la inflación está estancada, llevamos dos meses que baja", espera. De ahí que considere que existe una "psicosis generalizada de la subida de precios", pero no cree que se cumpla. Bandrés coincide en que "todavía hay ahorro". Además, "el sector privado se ha desendeudado bastante en estos últimos años y las empresas tienen cierto colchón y capacidad financiera", no como ocurrió en la crisis anterior, en 2007.

"El empleo no está cayendo en términos dramáticos. No vemos señales de catástrofe. Todo lo contrario, estamos en un camino de normalización" (José Ángel Oliván, Ucaragón)
Loading...

"El empleo no está cayendo en términos dramáticos. No vemos señales de catástrofe. Todo lo contrario, estamos en un camino de normalización", concluye, consciente de que hay todavía muchas incertidumbres sobre la economía. Bandrés recuerda que en el mercado de trabajo las previsiones de servicios de estudios como el de Funcas son que siga cayendo la tasa de paro. "No tanto como antes, pero en 2023 puede estar por debajo del 13% a nivel nacional", indica. "Va a seguir habiendo creación de empleo, pero con mayor lentitud de la que había hasta ahora. Dependerá de cómo vaya el año", reconoce. 

La destrucción de empleo se dio con más fuerza en el anterior ciclo recesivo consecuencia del pinchazo de la burbuja inmobiliaria. "No se si esta crisis es peor. En la otra lo peor fue que mucha gente se quedó sin trabajo, pero en esta hay muchos que aun trabajando no llegan", lamenta Lucía Germani, presidenta de Actora Consumo. El encarecimiento del coste de la vida empobrece a los trabajadores.

Oliván destaca que la incertidumbre se mantiene por la utilización del gas como arma de guerra por parte de Rusia y es consciente de que "va a haber segmentos de la población que lo van a pasar mal. El Gobierno tiene que echar el resto para que no haya pobreza energética este invierno. Nadie puede morir de frío por no poder poner la calefacción".

Loading...
"Pobreza energética habrá seguro. La gente está asustada antes incluso de recibir las facturas, sobre todo, la gente mayor" (Lucía Germani, Actora Consumo)

"Pobreza energética habrá seguro. La gente está asustada antes incluso de recibir las facturas, sobre todo, la gente mayor", apunta Germani. "En alimentación es que es una locura", critica, por el alza de la cesta de la compra. Ante el temor de que algunos consumidores recurran al dinero de los llamados 'créditos rápidos', aconseja "que la gente se lo piense y lea bien antes de firmar". En la letra pequeña se esconden elevados intereses que contribuyen a elevar el endeudamiento, como ocurrió en la crisis pasada. 

"Septiembre empieza mal. Con el aumento del precio del gas estamos pagando precios récord históricos y las perspectivas no son buenas" (José María Yusta, profesor)

Las facturas de la luz y el gas van a seguir siendo un lastre para los presupuestos familiares. "Septiembre empieza mal. El precio final que paga el consumidor es brutal. Con el aumento del precio del gas estamos pagando precios récord históricos y las perspectivas no son buenas", reconoce José María Yusta, profesor de la Escuela de Ingeniería y Arquitectura (EINA) de la Universidad de Zaragoza. "Va a ser un invierno complicado", añade el experto en mercados energéticos.

"A nivel europeo tenemos la posible amenaza de no poder cubrir la demanda de gas, que aunque no es el caso de España, sí es de los centroeuropeos, y esa incertidumbre se traslada al precio. El mercado refleja la escasez prevista del gas", explica. La UE tiene sobre la mesa desarrollar un mecanismo para intervenir en los precios, tomando como referencia la llamada "excepción ibérica" que se aprobó, no sin esfuerzos, para España y Portugal. "Europa quiere copiar un poco esa idea, pero el problema es que con los precios actuales del gas tampoco sirve para resolver el problema del coste.  Tendrán que hacer algo diferente para que el precio del gas no impacte en el de la electricidad", explica. En cualquier caso, advierte de que "una reforma del mercado es complejísima para acordarla en tan pocos días", en referencia a la cita europea de la próxima semana.

Loading...

Los precios de la energía en el mercado español han conseguido contenerse pero siguen en cifras muy elevadas. Agosto ha cerrado como el mes más caro de la historia, con un precio de 307 euros/Mwh, según ha calculado la asociación de consumidores OCU. 

Yusta teme que con estos precios tan altos "sean inviables algunas actividades productivas". En cuanto a los hogares, los que pagan la tarifa regulada por el Gobierno (PVPC) habrían visto multiplicada por cuatro la factura "y esto puede empeorar", teme. "Va a ser una cuesta de septiembre durísima".

Oliván cree que "las comunidades de vecinos se están preparando y va a haber una reducción de horas de consumo", en el caso de las calefacciones centrales este invierno, y "se apurará todo lo que se pueda antes de encender las calderas". Desde el año pasado se viene soportando el incremento de los recibos.

A la hora de hacer previsiones, los economistas reconocen que la mayoría de las amenazas de la situación actual siguen siendo geopolíticas. "Hay tantos factores que están fuera de la economía, como la deriva que siga la guerra en Ucrania, las decisiones de Rusia sobre el suministro energético, que va a influir mucho en inflación y crecimiento", enumera Bandrés. Y recuerda que la globalización lleva a que a España también le afecte "lo que les pase a los otros países". Así, "si a Alemania, que es el motor económico de la UE le va mal, esto va a repercutir en todos los demás países. La economía española está tan implicada en la UE, que si hay crisis en otros países esto repercute en todo", concluye el catedrático.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión