Aragón
Suscríbete por 1€

La DGA expulsará de sus residencias a los alumnos que se droguen o hagan novatadas

Modificará el reglamento de 1994 y serán faltas graves ir borracho, fumar y las visitas tras las 22.00. Los colegios mayores prohíben estas prácticas, pero dejan la decisión final a la dirección del centro. 

La DGA expulsará de sus residencias a los alumnos que se droguen o hagan novatadas
La DGA expulsará de sus residencias a los alumnos que se droguen o hagan novatadas
H. A.

El Gobierno de Aragón vetará el consumo de drogas y las novatadas en las residencias juveniles con la expulsión directa de los alumnos que cometan alguna de ellas. El mismo camino seguirán quienes roben o sean acusados de un delito durante su estancia en una de ellas.

Estas son las principales novedades que recoge un decreto que renovará el reglamento vigente en la actualidad para los centros que dependen del Instituto Aragonés de la Juventud, Baltasar Gracián (Zaragoza) y Ramón y Cajal (La Almunia). Las demás residencias aplican sus propios reglamentos internos, que prevén sanciones que podrían llegar a echar al autor por "tratos vejatorio", pero de manera menos taxativa que en este caso.

El decreto, pendiente del visto bueno de los servicios jurídicos, se aprobará en breve en el Consejo de Gobierno, según confirmaron fuentes de la DGA. Incluirá la solicitud telemática de plazas y la actualización del régimen sancionador como principales novedades. Y las faltas reflejan a la perfección los 28 años de diferencia que hay entre los dos reglamentos.

En 1994, no se distinguía entre falta leve, grave y muy grave, y se fijaban, como conductas sancionales, molestar intencionadamente, usar de forma negligente objetos comunes, "aprehender algo ajeno sin pedirlo prestado y sin intención de devolverlo", pernoctar fuera de la residencia sin comunicarlo previamente, injuriar, mostrar conductas inconvenientes al buen nombre de las personas y presentar un "manifiesto estado de embriaguez".

Los eufemismos se dejan de lado en el reglamento actual, donde se especifican las infracciones de manera rotunda y clara. Serán faltas muy graves los robos, las novatadas, la tenencia, posesión, consumo y tráfico de sustancias estupefacientes, psicotrópicas o ilegales y cualquier acto constitutivo de delito en el Código Penal. Todos ellos suponen la expulsión directa, decisión que adoptará la Junta de Dirección, tras escuchar al afectado y a la junta de residentes.

Como actos graves, que implican de 7 a 30 días de expulsión, figuran las faltas de respeto, el deterioro intencionado del mobiliario, la permanencia de visitas más allá de las 22.00, la introducción y consumo de bebidas alcohólicas, fumar o usar vaporizadores, manipular extintores, usar las redes informáticas de forma indebida y tener animales en las habitaciones.

Se saldarán con amonestaciones escritas las faltas leves. Penalizarán las incorrecciones, los intercambios de habitaciones sin permisos, perturbar el silencio en los pasillos de 23.00 a 07.00 y la falta de aseo.

Menor concreción

Esta normativa va en la línea de lo que ya se aplican en los colegios mayores de la Universidad de Zaragoza y en otras residencias de estudiantes de la Comunidad. Todos ellos prohíben de manera más o menos directa las novatadas, el consumo de alcohol y de drogas. Aunque el reglamento interno del Pedro Cerbuna no llega a hablar de novatadas, sí que señala como falta muy grave el "tratamiento humillante o vejatorio tanto físico como psíquico" a cualquier miembro de la comunidad colegial. También se incluyen descalificaciones por raza, sexo, culto, religión u opinión.

Como faltas muy graves son sancionadas con la expulsión temporal -hasta un máximo de tres meses- o la expulsión definitiva. En el Ramón Acín, de Huesca, sí que se recalca que las novatadas están "terminantemente prohibidas", al igual que el consumo de alcohol, tabaco y drogas dentro del colegio. Sin embargo, los estatutos internos no detallan cómo se castigará.

En el colegio mayor La Anunciata tampoco están permitidas las novatadas y se consideran una falta grave, delegando en la dirección el castigo, que puede ser la expulsión definitiva. También está prohibido el consumo de alcohol o sustancias estupefacientes, además de dormir fuera del centro sin autorización. El Cardenal Xavierre también incluye estas prohibiciones, al igual que el Virgen del Carmen. Su director, Pedro Girón, recordó que cuando se produce una denuncia por novatada, tras escuchar a ambas partes, lo "más habitual es la expulsión". En este caso, el alcohol solo está permitido en el bar del colegio, mientras que el tabaco y las drogas están prohibidos. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión