Aragón
Suscríbete por 1€

Heraldo del Campo

Contrataciones en caída libre en una complicada campaña

Durante el primer semestre de 2022, la agricultura aragonesa formalizó 28.256 contratos. La cifra supone un descenso del 25,4% respecto al mismo periodo del año anterior. 

Las pérdidas provocadas por las heladas primaverales en las producciones de fruta se han traducido en un descenso de mano de obra.
Las pérdidas provocadas por las heladas primaverales en las producciones de fruta se han traducido en un descenso de mano de obra.
R.G.

La complicada campaña que ha vivido el sector agrario desde que comenzara el año se ha reflejado en las cifras que muestran la evolución de su mercado laboral. Con unas cosechas mermadas por las adversidades climáticas ya se preveía que la necesidad de mano de obra iba a ser este año muy inferior a la de ejercicios anteriores, especialmente en el sector frutícola, en el que las fuertes heladas que llegaron de la mano de la borrasca Ciril a primeros de abril y las tormentas de pedrisco -especialmente en el Bajo Aragón- han reducido la producción hasta un 80%. Y si no hay nada que recolectar, no se necesita tampoco trabajadores que lo hagan.

La prueba está en un informe realizado por la empresa de recursos humanos Randstad, en el que se recoge que durante el primer semestre del año se firmaron en Aragón un total de 28.256 contratos en agricultura. La cifra supone un descenso del 25,4% respecto a las 37.878 contrataciones registradas en este sector en la Comunidad durante el mismo periodo de 2021.

La caída sitúa además a Aragón, cuyas contrataciones supone el 2,3% del total de las realizadas en España, como la segunda comunidad con mayor descenso porcentual de todo el país , solo por detrás de la Región de Murcia, que se anota una retroceso del 26%.

Por provincias, según el estudio realizado por Randstad, Zaragoza es la que registra el mayor número de firmas de contratos en el sector agrario, con un total de 18.831. La cifra supone un descenso del 26,3% respecto al mismo periodo del año anterior. Un porcentaje de caída que se repite también en la provincia de Huesca, donde durante el primer semestre del año se realizaron 7.811 contrataciones. Es la provincia de Teruel, con la firma de 1.614 contratos la que registra el menor descenso, en concreto un 7,6% menos que en los seis primeros meses de 2021.

El documento publicado por la empresa de recursos humanos recoge que el conjunto del país, la agricultura ha generado 1.248.638 contratos durante el primer semestre. De ellos el 74,2% corresponden a contratos de duración determinada (926.790) y el 25,8%, a indefinidos (321.848). El volumen de contrataciones durante este periodo, destaca Randstad, es un 14,5% inferior al de los seis primeros meses de 2021, aunque las indefinidas se dispararon en el ejercicio actual, multiplicándose aproximadamente por cinco. De hecho, en 2021 los contratos indefinidos apenas suponían el 4,3%, mientras que actualmente representan el 25,8%.

"Todas estas cifras señalan no solo la importancia del sector primario en la economía, sino que también es una consecuencia de la entrada en vigor de la reforma laboral, ya que el número total de contratos se ha visto reducido por las nuevas fórmulas y por la dinámica de contratación indefinida que ha introducido la nueva normativa", asegura Valentín Bote, director de Randstad Research.

Más hombres

Sin embargo, y tras revisar la serie histórica de los últimos diez años se comprueba que, señala Bote, a pesar del impacto de la reforma laboral, "la reducción del volumen total de firmas con respecto al semestre de 2021 es una tendencia habitual en el sector agrario".

De hecho, los datos evidencian que tras dos años, 2012 y 2013, en el que este indicador se mantuvo apenas por encima de las 840.000 rúbricas, el volumen superó los 1,2 millones en el 2014, los 1,5 en 2017, y el 1,6 en 2019. Con la irrupción de la pandemia, el número de contratos osciló entre los 1,4 millones de contratos en los dos últimos años, para caer esta las 1.248.638 firmas actuales.

Que la actividad primaria es un sector masculinizado queda claro hasta en la contrataciones. El análisis de Randstad constata que los hombres suponen el 73% de las firmas registradas durante el primer semestre. Las mujeres solo representan el 27%.

En cuanto a la edad de los firmantes de los contratos realizados por este sector durante el verano -época del año en la que se realizan campaña tan intensivas en mano de obra como la recolección de la fruta-, casi la mitad (49,1%) se sitúa en la franja de edad de entre 25 y 45 años. El otro segmento más numeroso es el de los mayores de 45 años (36,8%), mientras que aquellos contratados que tienen menos de 25 años suponen apenas el 14,1% del total.

Y en todos estos sectores se ha hecho evidente la caída de las contrataciones. El mayor descenso, dice la empresa de recursos humanos, se ha producido entre los profesionales con edades situadas entre los 25 y lo 45 años, mientras que el descenso fue del 12% entre los mayores de 45 y entre los menores de 25 años.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión